La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que no le consta que en la actualidad haya alguna empresa española negociando aún con Rusia. Así lo ha afirmado en una entrevista con la Cadena Ser, donde ha afirmado que "sería inaceptable".

Así se ha pronunciado la ministra después de que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, haya aquejado en un discurso por videollamada ante el Congreso de los Diputados que hay tres empresas españolas que aún mantienen su actividad en Rusia: Maxam, Porcelanosa y Sercobe.

"Rusia no busca la paz, y nosotros no sabemos cuanto durará esta guerra. Para frenar este conflicto necesitamos nuevas sanciones económicas más duras", ha dicho el dirigente en el Congreso, donde a continuación ha pedido que diversas compañías cesen su actividad en Rusia: "Quiero agradecer a vuestras compañías que han frenado su actividad en Rusia. Pero quiero pedir a compañías como Porcelanosa o Maxam que dejen de hacer negocios con Rusia".

En concreto, Porcelanosa y Sercobe han asegurado esta misma tarde que ya no estaban realizado negocios con Rusia, mientras Maxam, empresa de venta de explosivos, se ha mantenido en silencio. "Yo le pediría a cualquier compañía y si en este caso esta compañía vende explosivos, algo que sería de una gravedad absoluta, creo que no vale hacer negocios a cualquier precio y menos en una situación con estas atrocidades que se están cometiendo", ha indicado la ministra, que ha remarcado que no tiene información al respecto.

"No tengo ninguna constancia en ese sentido, si las empresas han dicho que no lo están haciendo, vamos a creerlo. Lo importante es que Europa en su conjunto no tenga ninguna tolerancia con Putin, con su régimen y que las sanciones económicas se lleven hasta el final. Cualquier empresa que pueda estar realizando cualquier tipo de negocios con Rusia, desde el punto de vista ético y de otros alcances, sería inaceptable", ha aseverado.