La Comisión Europea afirma que las regiones de la Unión Europea pueden comprar vacunas que no formen parte de la estrategia comunitaria de vacunación contra el coronavirus, como la rusa Sputnik V, dependiendo de la estructura institucional de cada Estado miembro.

Así se ha pronunciado este miércoles, tras conocerse que la Comunidad de Madrid inició conversaciones con proveedores de dicha vacuna para lograr un preacuerdo de compra. La Consejería de Sanidad madrileña confirmaba este martes a laSexta que mantuvo varias reuniones con representantes de la Sputnik V para plantear la posibilidad de comprar dosis "ante la inoperancia del Gobierno".

"Si una vacuna no es parte de la cartera de vacunas de la UE, los Estados miembros pueden decidir comprarla. El hecho de si las regiones pueden adquirirla depende de la estructura institucional de ese Estado miembro", ha indicado este miércoles el portavoz de Sanidad de la Comisión Europea, Stefan De Keersmaecker, en declaraciones a la agencia Efe. Según De Keersmaecker, la política de vacunas es competencia de los países miembros y se aplican las normas y "arreglos institucionales" del Estado en cuestión.

No obstante, ha precisado que si una vacuna sí forma parte de la cartera de la UE, no está permitido llevar a cabo negociaciones paralelas o firmar contratos con las farmacéuticas, ya que la Comisión Europea es quien se encarga de realizar las compras y repartir las vacunas entre los miembros comunitarios.

De momento, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha autorizado el uso de cuatro vacunas: la de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen, farmacéuticas con las que la UE ha sellado contratos. Además, Bruselas ha cerrado contratos con Sanofi-GSK y CureVac, aunque sus vacunas aún deben recibir el visto bueno de la EMA.

Sin embargo, la Comisión no se ha comprometido a adquirir dosis de la Sputnik V, que no forma parte de su cartera de inyecciones y tampoco ha recibido el aval de la EMA. No obstante, algunos Estados miembros como Hungría la han adquirido por su cuenta y ya la están administrando a sus ciudadanos.