Hay luchadores que lo dan todo para ganar un combate. Es el caso de PJ Hawx. El luchador participó en un combate peculiar que tuvo lugar en un centro comercial.

Fue en el Esplanade Mall donde se celebró el espéctaculo de Wildkat Wrestling. En mitad del combate, Hawx sorprendió subiéndose al segundo piso del edificio.

Tras dudar y calcular mucho su próximo movimiento, Hawx acabó saltando sobre sus rivales en el ring, maniobra que le dio la victoria.

 

PJ Hawx formaba equipo con su padre, Luke Hawx, teniendo como rivales al equipo Fly Def, compuesto por Warren Johnson y Zack Mason.