Una piragüista imparable

Una piragüista imparable

Teresa Portela: "Puedes ser madre y continuar con tu carrera deportiva"

Teresa Portela es dos veces campeona del mundo, siete veces campeona de Europa, cinco veces olímpica y madre. La piragüista gallega compagina el deporte de élite con la maternidad, ¿cómo lo ha conseguido? Esta es su historia.

Sara Campos Román
  Madrid | 30/05/2019

Teresa Portela empezó a remar con nueve años, como entretenimiento en un campamento de verano. Una diversión infantil que se convirtió en pasión. Han pasado casi treinta años y el piragüismo se ha convertido en su vida: "Siempre convivo con mi pala y con mi piragua, forman parte de mí", reconoce.

Pero la vida de Teresa no es solo deporte, también es familia. David y Naira. Su pareja y su hija. La piragüista confiesa que ser madre le ha hecho más fuerte. Tomó la decisión después de los Juegos Olímpicos de Londres, aunque siempre lo había tenido claro: "Yo quería vivir la maternidad y ser una madre joven". Y así lo hizo.

"Madre mía, ¿volveré a ser competitiva?". La duda siempre estuvo presente durante el embarazo: "Te ves con once kilos encima o más y parece increíble que puedas volver a ser la de antes", recuerda. Pero ella nunca dejó de ser piragüista. Nunca dejó de entrenar: "No podía pasar nueve meses sedentaria. Llevo toda mi vida haciendo deporte y parar por completo no era saludable".

"Te ves con once kilos encima y parece increíble que puedas volver a ser la de antes"

Teresa siguió entrenando hasta un mes antes de dar a luz. Para ella era lo habitual. Aunque la gente siempre se sorprendía: '¿Cómo estás embarazada y entrenando?', le preguntaban. "No lo veían como algo natural. Si estaba embarazada, tenía que estar parada, descansando", explica extrañada. Así que su mensaje es claro para ella y para todas las deportistas: "Si quieres, puedes ser madre y continuar con la carrera deportiva".

Naira nació en 2014 y Teresa volvió a la competición en 2015. Diecisiete meses después. Y quedó tercera en el Campeonato del Mundo de Piragüismo de aguas tranquilas. Después de todas las dudas, de todo el sacrificio, Teresa subió al podio: "Esa medalla fue un bronce, pero me supo a oro, ¡a más que a oro! Me supo a diamante", dice sonriente.

Aunque la palista ya conocía el sabor del podio. Teresa ha conseguido catorce medallas en campeonatos mundiales y dieciocho en europeos. Ha sido dos veces campeona del mundo, siete veces campeona de Europa y cinco veces olímpica. Una auténtica triunfadora, sin límites ni tiempo para "echar la vista atrás": "Ya tendré tiempo. Ahora estoy centrada en el presente, en la Copa del Mundo y en poder clasificarme para los Juegos de Tokio". Ay, Tokio...

"Hubo días malos y días grises, como siempre, sale el sol"

Si se clasifica para Tokio 2020, Teresa se convertirá en la primera deportista española en acudir a seis Juegos Olímpicos: "Ir a cinco ya me parecía increíble, así que imagínate seis", reconoce entusiasmada. Y no solo ha asistido, en todos ha conseguido diploma. Sidney, Atenas, Pekín, Londres y Río. Un sueño que ella misma ha hecho realidad.

Veintiocho años remando. Veintiocho. Y Teresa sigue con la misma ilusión que cuando se subió a la piragua por primera vez. Continúa con las mismas ganas de seguir alcanzando metas: "Siempre marcándome objetivos y retos por los que luchar para seguir superándome a mí misma". Porque Teresa siempre mira hacia delante y aunque en el camino "hubo días malos y días grises, como siempre, sale el sol".

*

Producción: Javier Torrijos | Realización: Juan Gutiérrez | Redacción: Bea Lozano y Sara Campos | Imagen: Juan Gutiérrez, Cayetano | Imágenes de dron: Aeromedia Uav | Grafismo: Nacho Félez y Nacho Sanz | Texto: Sara Campos

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.