El partido de fútbol sala que enfrentó a Ribera Navarra y a Jaén Paraíso Interior acabó con la Policía Nacional separando a jugadores visitantes de aficionados locales en un ambiente de tensión. El resultado deparó un 5-2 para el equipo tudelano, que evitó que el conjunto andaluz obtuviera la clasificación para la Copa de España, que tendrá lugar este mes de marzo en Madrid.

Tras finalizar el encuentro, los jugadores del conjunto jienense protagonizaron momentos de tensión cuando intentaron subir a la grada después de que los aficionados del Ribera Navarra increpasen con insultos a algunos futbolistas del Jaen Paraíso Interior. Efectivos de la policía nacional tuvieron que mediar para que la tensión no desencadenase en una pelea. No se descarta que haya una investigación de los hechos por parte de Comisión Nacional Antiviolencia.

 

Tras presenciar lo ocurrido, el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero manifestó la mala conducta tanto de los miembros del club de Jaén como de los hinchas del conjunto de la localidad navarra.

"Han actuado mal unos y otros, pero lo que no tiene pase es que jugadores y directivos del equipo rival suban a las gradas a enfrentarse a los aficionados. Eso no puede ocurrir, me parece muy grave. No sé qué estaban buscando porque, desde luego, nada bueno podían encontrar. Esa acción sobraba. No me ha gustado el ejemplo que hemos dado porque, aunque se vive la pasión del fútbol sala de manera intensa, hay un límite que no debemos cruzar, declaró al medio local 'TudelaHoy.com'