Allyson Felix es madre a sus 33 años. Pero la verdadera noticia es que nadie sabía que estaba embarazada ni que se había casado hasta que ella lo ha hecho público.

 

"Es increíble con que rapidez cambian tus prioridades en momentos como este. En este momento, lo único que me preocupa es que mi hija, Camryn, esté bien. No me preocupa si volveré a correr en pista otra vez", aseguraba la atleta a través de su cuenta de Twitter.

"¿Por qué hice todo esto sin que nadie se diera cuenta? Puse las necesidades y expectativas de otras personas antes que las mías. Sentía que tener un hijo era como si estuviera arriesgando mi carrera y decepcionando a todos los que esperaban que antepusiera correr a todo", confesó Allyson Felix en la cadena ESPN.

En noviembre fue cuando decidió dar a conocer su estado: "Estaba tan emocionada de estar embarazada. Siempre he querido ser madre. Esto no debería ser un secreto".

La hija de Felix, Camryn, nació el 28 de noviembre, pero hubo complicaciones con el parto y la atleta tuvo que estar un tiempo en la UCI. "Mi presión arterial era demasiado alta. La frecuencia cardíaca del bebé se estaba desacelerando", relató Allyson a través de una carta.

 

Allyson Felix también ha hablado de su futuro como deportista y sobre si estará en Tokio 2020: "Si vuelvo y no soy la misma, o si no puedo forma parte del equipo de Tokio, diré que fui a por ello con determinación y lo di todo".