Centímetros Cúbicos » Competición

El sistema saltó hasta entre ocasiones en un Chevrolet Corvette ZR1

El OnStar de General Motors no entiende de rodar al límite en circuito

Seguramente es uno de los elementos que más vidas puede salvar en la carretera y , a pesar de ello, los avisadores de situaciones de emergencia no son del todo infalibles.

 Chevrolet Corvette ZR1

Agencias Chevrolet Corvette ZR1

Publicidad

El sistema de aviso en situaciones de emergencia promete ser uno de los estándares más importantes en materia de seguridad en los próximos años. Algunos fabricantes han hecho especial hincapié durante esta década en equipar a sus modelos con distintas tecnologías que pueden salvar la vida del conductor y ocupantes en caso de accidente, especialmente al reducir los tiempos de actuación de los servicios médicos en instantes en los que cada segundo puede ser vital.

En el caso de General Motors, gran parte de su gama ha empleado el denominado como OnStar, algo que no solo ha tenido a Opel one star como principal beneficiada, sino también al resto de fabricantes que están o han estado bajo el paraguas del Grupo Automovilístico norteamericano. Chevrolet también ha contado en gran parte de sus modelos con este tipo de sistema de aviso en caso de emergencia, incluida la joya de la corona, el Chevrolet Corvette ZR1, considerado como uno de los grandes deportivos del país de las barras y estrellas, así como todo un ícono dentro de la industria automotriz que estaría muy cerca de renovarse y aparecer en sociedad con motor central.

En una reciente prueba en circuito realizada por el medio Automobile Magazine, el OnStar instalado en la unidad de prueba del Corvette ZR1 llegó a realizar hasta tres falsos positivos al ser llevado al límite el deportivo en el trazado de NCM Motorsports Park en Kentucky. Al parecer, los sensores, encargados de monitorizar en todo momento los parámetros con los que circula el coche pudieron confundir ciertas situaciones límite al rodar a un ritmo alto en circuito, con picos de hasta 1,44 G de fuerza laterales y en fuertes frenadas.

El piloto en este caso, Andy Pilgrim, tuvo que explicar hasta en tres ocasiones a los operarios del servicio cuál era la problemática, en este caso en forma de ‘hot lap’ en un circuito, y que no, que en su caso no precisaba de ninguna asistencia ya que no había sufrido ningún tipo de accidente, todo ello mientras que el motor V8 atmosférico trata de imponer su bramido. Desde Chevrolet le han asegurado al medio local que no se habían dado casos similares anteriormente, una incidencia que sin duda habla positivamente de las tolerancias que tiene OnStar y sus márgenes de actuación frente a accidente… Aunque quizás un botón de desconexión en circuito sería una buena idea.

 

Publicidad