Ver un volcán no es algo que podamos hacer cada día. Al menos no quienes vivimos lejos de ellos, que somos la mayoría. Pero puede que esté entre tus planes poder ver al menos uno de cerca. Y no es de extrañar, puesto que estas montañas con cráteres en su cima son realmente bonitas. Sobre todo si están en erupción.

Lo cierto es que por muy bellos que sean en ocasiones son peligrosos, pero aun así son muchos los que pueden visitarse y muchas las personas que quieren hacerlo. Así que vamos a hablar de algunos de ellos para que elijas tu próximo destino ahora que cuentas con tiempo suficiente para ello.

Si lo que quieres es fomentar el turismo nacional, puedes irte a la comarca de la Garrotxa en Girona. Allí encontrarás un gran paisaje volcánico con multitud de chimeneas. Y podrás coger el "bus de los volcanes" desde Olot.

Otra de las opciones que tienes aquí en España es el Teide, así que otro buen destino es Tenerife. Este es uno de los volcanes de mayores dimensiones pero también uno de los menos activos, pues no entra en erupción desde 1909. Así pues, si lo que buscas es un volcán seguro puedes elegir este de las islas Canarias. Con sus 3718 metros sobre el nivel del mar es el pico más alto de España.

Volcán en erupción | Pixabay

En Italia encontramos también un buen aliado para quienes desean ver volcanes de cerca. Puedes escoger Sicilia y su volcán Stromboli, bastante más activo que el anterior que hemos nombrado. Aquí se producen explosiones cada poco tiempo y la visita te da la oportunidad de situarte a 200 metros del cráter. O puedes elegir el volcán Etna, otro de los más activos –con erupciones cada pocas semanas– y conocidos del continente. Ninguna de las dos visitas requiere una gran preparación física.

Si quieres aprovechar e irte más lejos, puedes escoger Hawaii y su volcán Kilauea. Es uno de los más activos a nivel mundial y en la visita puedes ver el mar hervir debido a la lava que llega al agua. Todo un espectáculo para quien tenga la suerte de presenciarlo.

En Japón encontrarás otro buen destino pues el Sakurajima es uno de los volcanes más grandes del continente asiático. Eso sí, dada su habitual actividad resulta peligroso porque en ocasiones llega a cubrir de cenizas todos los pueblos cercanos.

Volcán en erupción | Pixabay

Otros destinos perfectos para ti, si te gusta la idea de ver un volcán, son Tanzania y Kenia o más en concreto el monte Kilimanjaro que se encuentra entre ambos países. Allí hay tres conos volcánicos, dos inactivos y otro que de vez en cuando deja escapar algunos humos. O quizá prefieras irte a Filipinas y visitar su único volcán que de vez en cuando entra en erupción: el Mayon. Este, a su vez, es para muchos el volcán más perfecto del mundo puesto que es muy simétrico. Además si subes los 2420 metros podrás tener también unas grandes vistas del Pacífico. Y más peligro, claro.

Y para terminar, vamos a darte como opción México y su volcán Popocatépetl. Tiene 5542 metros de altitud y puedes subir hasta arriba, pero debes pasar por un albergue que apunta los datos de los atrevidos.