El pasado de Europa es muy diferente y su historia ha ido dejando huella en cada lugar. La página de Budget Direct, en colaboración con varios diseñadores y arquitectos, ha logrado reconstruir siete castillos y fortalezas ubicados en diferentes países. Desde Reyes hasta vikingos, así son algunas de las “ruinas” de las que puedes conocer su pasado:

1. Castillo de Samobor (Croacia)

Este castillo se construyó a mediados del siglo XIII por orden del gobernante Ottokar. Hoy en día quedan pocos restos en comparación a cómo fue en su época, por lo que su reconstrucción sorprenderá a cualquiera.

Château Gaillard | Wikipedia (Sylvain Verlaine, Creative Commons Genérica de Atribución-Compartir-Igual 3.0)

2. Château Gaillard (Francia)

Tras haber sido construido entre 1196 y 1198, el castillo Gaillard quedó abandonado en el siglo XVI y destruido por Enrique IV. En la actualidad, lo único que puede contemplarse bien son los elementos exteriores.

Dunnottar Castle | Wikipedia (Eduardo Unda, Creative Commons Atribución 2.0 Genérica)

3. Dunnottar Castle (Escocia)

En la costa escocesa, junto al Mar del Norte, es una construcción que aún sigue llamando la atención por su preciosa ubicación. Ha sido escenario de las tensiones del pasado entre ingleses y escoceses.

Castillo Menlo | Wikipedia (Mark McGaughey, Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International license)

4. Castillo de Menlo (Irlanda)

El propósito de esta construcción era servir de residencia a la familia Blake, algo con lo que cumplió durante gran parte de su historia. Sin embargo, en 1910 sufrió un incendio que lo acabó destruyendo casi por completo. La naturaleza acabó tremando por sus paredes, dotándole del aspecto que tiene ahora.

Castillo de Olsztyn | Wikipedia (Pudelek, Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International, 3.0 Unported, 2.5 Generic, 2.0 Generic and 1.0 Generic license)

5. Castillo Olsztyn (Polonia)

Esta obra ha ido variando a lo largo de su historia ya que, a pesar de ser construido a principios del siglo XIV, en el siglo XVI se le añadieron elementos propios del Renacimiento. En el 1722 fue demolido y ahora tan solo se conserva una de sus torres, la cual era usada como cárcel.

Castillo de Spis | Pixabay

6. Castillo de Spiš (Eslovaquia)

Su cometido era el de una fortaleza, puesto que pretendía frenar el expansionismo del imperio húngaro en el siglo XII, aunque luego pasaría a formar parte de la Corona. En el año 1780 un incendio acabó con él, posiblemente causado por un relámpago, y actualmente son muchos historiadores y arqueólogos que luchan por conservar los restos.

Poenari | Wikipedia (ROFI44WIK, Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license)

7. Castillo de Poenari (Rumania)

Este castillo permaneció al duque Vlad, la persona que inspiró a Bram Stoker a crear el personaje de Drácula. Un desprendimiento de tierra hizo que las torres calleran al río, a más de 400 metros de altura.