RECUERDOS FAMOSOS

RECUERDOS FAMOSOS

Los souvenirs más típicos del planeta

Si vas a Mallorca, seguro que alguien te pide que le traigas una ensaimada. Si viajas a La Vera, en Cáceres, no faltará quien te pida un bote de pimentón. Los recuerdos más típicos siguen siendo el regalo estrella. En clave mundial, estos son los más conocidos internacionalmente.

Seguro que, en tu primer viaje a París, te viste tentado de comprar algún tipo de recuerdo con la forma de la Torre Eiffel, o alguna de las camisetas con los famosos carteles de Toulouse-Latrec estampados en ellas. Del mismo modo, un viaje a Londres casi obliga a volver con algún tipo de objeto con el símbolo del metro de la ciudad y su famoso 'Mind the gap' ('Cuidado con el hueco', en referencia al espacio entre vagón y andén); así como para muchos no se entiende una visita al río Jordán, en Jordania, sin traer de vuelta un pequeño frasco con sus aguas, o algo de arena del desierto en cualquiera de los muchos que hay en el planeta.

Si queremos tirar de souvenir tópicos, casi clichés, hemos seleccionado estos 10 que, seguro, has visto más de una vez a la vuelta de un viaje, expuestos en aeropuertos o en casa de amigos o familiares, cuando no tú mismo los has comprado. ¿Cuántos de ellos reconocer tener?

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Reino Unido. Hay un objeto que es común a todas las ciudades británicas y que es de los pocos que trasciende a Londres, ya que no solo se puede encontrar en la capital, sino en cualquier rincón: el osito Teddy. Hay osos de peluche con todo tipo de trajes típicos, formas, colores, marcas... Desde los clásicos de firmas centenarias a los más baratos, es el regalo más suave y tierno.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Holanda. Es complicado decir cuál es el souvenir más vendido y tradicional, ya que el queso holandés arrasa en las compras de última hora. Sin embargo, hay un recuerdo en concreto que se puede encontrar en todo tipo de tamaños y usos: el zueco; desde el tradicional de madera a los de cerámica, pasando por imanes y protagonizando camisetas estampadas. Volver de los Países Bajos sin zuecos, casi imposible.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Rusia. No ocupan demasiado en la maleta y son demasiados vistosas como para resistirse a ellas. Son las matrioskas, las famosas muñecas que se van metiendo una dentro de la otra hasta caber todas en la más grande. No son las únicas artesanías meramente rusas que podríamos traer de ese país, pero sí las más asequibles al bolsillo y variadas en colores.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

México. Da igual que hayamos visitado Jalisco o no, porque prácticamente cualquier rincón de México ofrece recuerdos a los turistas relacionados con el tequila. Una botella pequeña, de recuerdo y, a ser posible, con un destilado añejo, suele ser lo más tradicional, salvo que nos decantemos por el sombrero charro, en pequeñas dimensiones si queremos que quepa en la maleta, claro.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Bélgica. En el caso de un viaje a Bélgica, lo que resulta imposible de no comprar es una caja de pralinés. Los bombones belgas se distinguen por el relleno cremoso, que se realiza gracias a la mezcla de cacao, mantequilla y diferentes frutos secos; siempre dentro de una pequeña cápsula del chocolate que llevan perfeccionando desde los tiempos de la Colonización.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Irlanda. No hay un único objeto que sea el souvenir estrella de los que traen los viajeros que disfrutan de Irlanda. En este caso, se trata de un color: el verde; y es que cuesta no encontrar algo de este tono en las tiendas de recuerdos y, sobre todo, que no sea una exaltación de lo irlandés. Sudaderas, sombreros, camisetas, peluches... incluso en los objetos más insospechados, todo en verde y con la palabra Ireland bien visible. Todo un clásico.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

París. La capital francesa tiene en los llaveros con forma de la Torre Eiffel el premio al recuerdo más kitsch. No es el único monumento que ha sido recreado para llevar las llevas de medio planeta, pero sí el que, con toda seguridad, más se ha vendido. Reconócelo, tú también has visto a alguien que abría las puertas de su casa con una reproducción de la torre.

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Japón y China. El buda feliz o el gato con el brazo levantado. Los dos valen como recuerdos típicos-tópicos, y es que no hay nada como las figuritas que están llamadas a darnos buena suerte como para demostrar a nuestros amigos que sí, que nos cruzamos medio planeta para poder traerles algo muy parecido a lo que encontramos en un bazar asiático a un paso de casa...

Los souvenirs más típicos alrededor del planeta

Portugal. Otra figurita emblemática: la del gallo de Barcelos, es el recuerdo más famoso y tradicional de cualquier visita a Portugal. No es el único país que tiene en esta ave un emblema, pero ninguna tan colorida como la de nuestros vecinos, que se encuentra en diferentes tamaños a lo largo del país en prácticamente cualquier tienda de recuerdos, incluso en formatos de auténtica artesanía de lujo.

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 07/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.