PARQUE NACIONAL AL SUR DE MÉXICO

PARQUE NACIONAL AL SUR DE MÉXICO

El Cañón del Sumidero, a vista de pájaro

Un tesoro natural sorprendente nos espera en el corazón de Chiapas. Se trata del Cañón del Sumidero, uno de los más bellos y grandes de Centroamérica, de 32 km. de largo, con cascadas de 250 metros de alto y fauna salvaje presidida por cocodrilos y monos arañas.

La travesía del cañón por la que fluye el río Grijalva es una de las más espectaculares de México. El Cañón del Sumidero es una falla geológica por la que transcurre uno de los ríos más caudalosos del país. En sus paredes casi verticales y abruptas, y entre su vegetación selvática, encontramos bellezas naturales impresionantes como la cueva de los colores, impresionantes formaciones rocosas y cascadas, como la sorprendente cascada natural de 250 metros de altura conocida como Árbol de Navidad. Y es que el cañón es un parque nacional, y una de las maravillas de la naturaleza más interesantes de toda Latinoamérica.

Las rocas que vemos actualmente en las paredes del cañón se comenzaron a formar hace unos 136 millones de años con sedimentos y minerales de calcio originarios de corales marinos y de otros animales, un origen que nos habla de una región sumergida por el mar en la antigüedad. Ubicado en el Estado de Chiapas, y cincelado por el paso del tiempo y por el caudal del río, este paisaje natural forma parte de la red de parques nacionales del país. Y no es para menos. Una gran diversidad de flora y fauna sorprende al visitante.

En las profundidades del cañón podemos encontrar bromelias, y más arriba pinos y encinas, algo que contrasta con las zonas umbrías del interior del cañón en las que abundan selvas medias y altas. Por otro lado en torno a los manantiales, riachuelos y caídas de agua, podemos encontrar begonias, helechos y musgos.Y en cuanto a la fauna, gracias a la vegetación del cañón, aquí se encuentra el hábitat y uno de los últimos refugios de especies en inminente peligro de extinción, como el hocofaisán, el mono araña y el cocodrilo de río, así como, de otras especies amenazadas como el jaguarundi, el ocelote, el tepezcuintle, el venado de cola blanca, el venado temazate, el oso hormiguero y el zopilote rey.

En el Cañón del Sumidero destaca también la presa hidroeléctrica de Chicoasen, una de las mayores obras de ingeniería hidráulica de México. Su nombre completo es Presa Manuel Moreno Torres 'Chicoasén', y se encuentra al final del Parque Nacional con una espectacular cortina de 262 metros de altura.

La longitud del cañón, desde el puente Belisario Dominguez, hasta la presa de Chicoasén, es de 32 kilómetros, con anchos que van desde las 200 a los 2.000 metros, y con altas paredes que pueden llegan a alcanzar hasta los 1.200 metros de altura. Magníficas y espectaculares moles de roca que acunan y resguardan su biodiversidad. Es uno de los cañones más imponentes del mundo por su gran riqueza ecológica.

Y por si esto fuera poco, también se han encontrado pinturas rupestres, y algunas ruinas de ocupaciones prehispánicas en las cuevas de la entrada al cañón. Por todos estos atractivos y por muchos más merece la pena adentrarse en el Cañón del Sumidero, un destino único para los amantes  de  la naturaleza.

La ciudad de Tuxtla Gutiérrez es el punto de partida para visitarlo, aunque también puedes hacerlo desde Chiapa de Corzo, una pequeña y tranquila localidad colonial con mucho encanto. A 12 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez se encuentra el embarcadero en el que puedes embarcar para realizar un recorrido fluvial por el cañón. El recorrido dura entre 2 y 3 horas y se navega hasta la presa pasando por los lugares más bellos en los que se pueden apreciar las estructuras pétreas que adornan las paredes. Si eres más aventurero te encantará alquilar un bote de remos y descubrir esta maravilla a tu aire, especialmente a primera hora de la mañana. Eso sí, no olvides llevar crema solar y repelente de insectos.

Por vía terrestre hay otra manera de ver el majestuoso Cañón del Sumidero, y es visitando sus cinco miradores al norte de Tuxtla Gutiérrez. Son La Coyota, La Ceiba, El Tepehuaje, El Roblar y Los Chiapa, miradores que cuentan además con instalaciones para acampar o pasar un día de campo.

Tuxtla Gutiérrez ofrece naturaleza y la cultura, ya que además del Parque Nacional Cañón del Sumidero, se puede visitar la Reserva de la Biosfera de la Selva El Ocote, el jardín botánico "Faustino Miranda" y el zoológico "Miguel Álvarez del Toro" Y si vas a viajar allí, no te pierdas el museo Regional de Chiapas y el Museo Paleontológico "Eliseo Palacios", con una interesante muestra del pasado de está preciosa región mexicana.

Más información:
Parque Nacional Cañón del Sumidero

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 02/11/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.