12 SIGLOS EN UN MUNICIPIO PERUANO

12 SIGLOS EN UN MUNICIPIO PERUANO

Trujillo, una escapada al Perú más exótico

La ciudad peruana de Trujillo es de esos destinos en los que resulta imposible destacar solo un sitio interesante. Situada en la costa del Pacífico, su historia y tradición es tan rica que apenas es necesario alejarse muchos kilómetros de allí para poder conocer de primera mano la herencia de antepasados de muchos siglos atrás, así como ver vivas tradiciones que se mantienen desde entonces.

Una de ellas, la pesca en lo que llaman “los caballitos de totoras”, unas embarcaciones de origen preinca hechas de totora prensada. Con un forma muy peculiar, que recuerda a una babucha árabe clásica, miden de tres a cuatro metros de largo y ver a los pescadores haciéndose a la mar en ellas, poniendo en práctica técnicas ancestrales, es todo un espectáculo.

Ellos salen de la playa de Huanchaco, uno de los distritos más interesantes de Trujillo, además de la preferida por muchas familias para disfrutar del Pacífico por su longitud. Cerca de aquí se encuentra la antigua ciudad de Chan Chan, que fue la capital del reino Chimú y donde se calcula que vivieron hasta 100.000 personas. Es la ciudad construida en adobe más grande de América Latina y la segunda en el mundo, lo que le valió ser declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Está formado por nueve ciudadelas amuralladas y se pueden visitar.

Otros sitios arqueológicos son la Huaca del Dragón o Arco Iris, la Huaca Esmeralda y, sobre todo, los más importantes: las Huacas del Sol y de la Luna, en el distrito de Moche. Este complejo arqueológico abarca aproximadamente 60 hectáreas y fue el centro de poder de la cultura Mochica. El de la Luna es más antiguo y fue centro de culto, ceremonial y religioso. No hay viajero que no se quede con la historia del altar donde fueron descubiertos los restos de 40 guerreros sacrificados.

Pero, además, la ciudad de Trujillo cuenta con rincones en los que descubrir el paso por allí de los españoles. Se ve en edificios de arquitectura colonial como la Catedral, construida entre los años 1647 y 1666 en estilo barroco y rococó. Su Museo Catedralicio posee obras de la época virreinal de oro y plata. Se encuentra en la Plaza de Armas, auténtico epicentro de la vida de la ciudad. No lejos de allí, más contemporáneo, el Museo de Arte Moderno, fundado por el artista Gerardo Chávez.

Un paseo por más de una docena de siglos sin salir apenas de un municipio peruano.

Sergio Cabrera | Madrid
| 10/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.