Consejos viajeros para soportar vuelos largos

Consejos viajeros para soportar vuelos largos

¿Vas a realizar un vuelo de larga distancia? 5 consejos que tienes que tener en cuenta

¿Estás a punto de realizar un vuelo de larga distancia? ¿Sueñas con hacerlo? Pues bien, a continuación encontrarás una serie de consejos para que tu viaje sea mucho más ameno y, sobre todo, cómodo. ¡Te servirán de ayuda!

Laura Hernández
 |  Madrid | 23/06/2019
Volando voy...
Volando voy... | Pxhere

¿Viajar a Nueva York o Los Ángeles? ¿A Tokio? O, ¿Sídney? Son muchos de los sueños por cumplir de millones de viajeros. Ahora bien, para poder visitar estos rincones del mundo deberás pasar por un vuelo de larga distancia. Horas, horas y más horas son las que nos distancian de muchas ciudades.

Si estás pensando en realizar un viaje de larga distancia en un futuro no muy lejano, hemos querido recoger una serie de consejos para que tu vuelo sea mucho más ameno. Estamos seguros de que, si sigues todos y cada uno de estos pasos, cuanto antes te des cuentas ya habrás llegado a tu ansiado destino. ¡Apúntalos!

¡Nada de ropa ajustada!

Date cuenta que vas a estar en una cabina de avión durante muchísimas horas, así que no es viable llevar ropa ajustada con tal de estar guapísimo. No te merece la pena, puesto que este tipo de prendas son absolutamente incómodas para un vuelo de larga duración y, además, pueden ser muy pero que muy peligrosas para tu integridad física. ¡Lo que lees! Ten en cuenta que la altitud ejerce una presión que afecta al sistema circulatorio, haciendo que la sangre fluya con más difícultad. Con lo cual, si tu ropa es ajustada y ejerce presión en ciertos puntos de tu cuerpo... Podrían crearse trombos, incluso.

Con lo cual, se recomienda que lleves ropa ligera, holgada, transpirables y suaves. Una buena opción son camisetas y jerséis con una o dos tallas de más, pantalones anchos con calcetines que no dejen marca... En fin, debes ir lo más cómodo posible en todo momento.

No olvides protegerte del frío

Ya sea un vuelo de larga o corta distancia, sea de día o de noche, suelen dar una manta a los pasajeros para que se protejan del frío. A pesar de todo, en muchas ocasiones esto no es del todo suficiente por dos cuestiones directas: Por un lado, las mantas abrigan más bien poco y, por otro lado, la temperatura puede ser tan baja que puedes estar congelándote de frío. Con lo cual, debes poner solución antes de que esto ocurra.

Así pues, es recomendable que si vas a realizar un vuelo de larga distancia, lleves a mano una sudadera, chaqueta o jersey. No dudes un solo segundo en cubrir tu cabeza, garganta o pies con alguna de estas prendas. ¿Y si llevas unos calcetines gordos, que no dejen marca, para estar mucho más cómodos? O un gorro, pañuelo... Muchas son las opciones para un resultado de diez.

Para llegar a Sidney tendrás que soportar un vuelo largo... | Pxhere

¡Hazte con un antifaz!

Sí que es verdad que muchos prefieren (o no pueden) dormir durante un vuelo de larga distancia. Otros, en cambio, tratan de buscar una posición idónea para poder caer rendido en los brazos de Morfeo. Por último, existe un tercer grupo que es una auténtica mezcla de las dos simulaciones anteriores. Con lo cual, la mejor opción de todas es llevar contigo un antifaz. De esta manera, la constante luz y los continuos movimientos del personal del avión no te molestarán en absoluto.

Completa el pack con una almohada y unos tapones

Estos dos complementos resultan imprescindibles en un vuelo de larga distancia, qué duda cabe. No lo son, en cambio, pendientes, relojes o collares. Serás la envidia si no olvidas tu almohada y tus tapones. Muchos de tus compañeros de vuelo te mirarán con cierto recelo. Ambas cosas te servirán, de manera directa, para poder conciliar el sueño lo antes posible. No solamente reposarás tu cabeza sino que evitarás que los molestos y continuos ruidos te despierten cada dos por tres.

Calcetines o calzado cómodo, algo esencial

El problema de circulación en tu cuerpo durante un vuelo es algo a tener muchísimo en cuenta, siendo aún más para aquellos que cuenten con ciertos problemas linfáticos o circulatorios. Se recomienda tener un calzado cómodo ya que los pies, inevitablemente, se hincharán. Otra opción realmente viable es tener unos calcetines gorditos. Muchos de los pasajeros pasarán su vuelo descalzos por ese mismo motivo, así que opta por la comodidad ante todo. ¡Es esencial!

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.