Hasta el verano de 2020 hacer la maleta para la playa tenía pocas complicaciones: playa, toalla y bañador... ¡poco más! aunque el poco más siempre ha sido importante: protección solar para la piel, también para los ojos (inolvidables las gafas de sol), alguna camiseta o, para ellas, alguna prenda de loungewear (lo que nos gustan los vestiditos playeros...), la visera (pañuelo o gorro) para jugar cómodamente a las palas (que también van en la maleta) y poco más, realmente poco más necesitas para disfrutar de la playa (las chanclas, la funda protectora frente al agua y la arena para el móvil, un libro, un juego de cartas y algún que otro capricho más al gusto del playero en cuestión).

Protección solar y gafas de sol | Pixabay

Este año la cosa es un punto más complicada aunque tampoco demasiado, tan solo se trata de añadir a la maleta de verano de siempre dos o tres complementos obligados: mascarillas (porque en la arena, manteniendo la distancia de seguridad, no la utilizarás pero ¿y si quieres entrar en alguna de las tiendas o chiringuitos playeros?), lo mismo sucede con el gel hidroalcohólico (aunque sea para utilizarlo con precaución porque alcohol y sol nunca ha sido buena mezcla, pero si vas a comer a un chiringuito o a caminar por el paseo marítimo y toquetear los recuerdos playeros que te ofrecen en las tiendas o en los puestos de mercadillo, estará más que bien que lleves tu gel hidroalcohólico para mantener siempre una buena higiene de manos); las toallitas húmedas, que siempre han sido buena idea, lo son este año si cabe un poco más.

Mascarillas y gel hidroalcohólico | Pixabay

¿Algo más? pues de los 'must' del verano de siempre o de los del verano del coronavirus poco más... aunque se nos ocurre uno que, sin ser una necesidad ni mucho menos una obligación, se nos antoja la mar de cómodo: seguro que has visto en televisión como se parcelan las playas y de qué manera se trata de conseguir que mantengamos la distancia de seguridad en la playa, en el agua o paseando se nos antoja imposible salvo que se controle el aforo pero, en la arena, hay un modo estupendo de asegurar que tienes metro y medio a la redonda y sobre ti libre de visitantes desconocidos ¿cómo? no se trata de buscar una toalla gigante sino un mandala, sí, uno de esos que una y mil veces has visto que vendían junto a la playa, si eres de los que se hizo con uno tipo manta (por el tamaño) ¡enhorabuena! y si no... ya estás tardando... porque con no hay mejor modo de marcar la distancia de seguridad, al menos, mientras estás en tu toalla.

Tejidos de playa | Pixabay

Un último consejo: siempre es importante, cuando viajas, que lo hagas con toda tu documentación en regla y ahora, especialmente, no debes olvidar de ningún modo tu tarjeta sanitaria y, si padeces algún tipo de enfermedad crónica, tu medicación.