Preparar tu viaje a “las Américas” puede suponer toda una odisea, pero si mantienes la calma y tienes paciencia, puedes cumplir con tu objetivo. ¡No es tan complicado! Coge aire y lee con atención porque vamos a solucionar tus dudas.

La New York Pass y la Sightseeing Pass son dos tarjetas que nacieron con el objetivo de facilitar al turista la visita a monumentos y lugares de interés de la ciudad, así como también ofrecer diversas experiencias.

El precio que pagas por cada una de ellas incluye una gran multitud de atracciones, incluidos museos e, incluso, descuentos en restaurantes. Eso sí, la cantidad que abones depende de los días en que desees utilizarla. Pero, ¿qué diferencias hay entre ellas?

Según explica el blog anuevayork.com, existen cuatro de ellas. ¡Atento/a!

Nueva York | Tysto – Wikipedia

La primera de ellas es la del bus turístico Hop-on Hop-off. Mientras que la New York Pass incluye un día de bus turístico, la Sightseeing Pass lo hace durante todos los días que desees utilizarla.

La lista de atracciones que incluyen ambas es bastante similar, aunque existe una gran diferencia. La New York Pass incluye la entrada al Empire State Building, y no al One Wold Observatory. En el caso de la Sightseeing Pass es todo lo contrario.

El número de días también es una diferencia a tener en cuenta. La Sightseeing Pass incluye la opción de obtenerla por un total de 6 días, mientras que la New York Pass pasa de 5 a 7 días.

¡Dinero extra! La Sightseeing Pass ofrece 40$ extra para canjear en alguna de sus otras experiencias.

Lo cierto es que cada viajero es un mundo, pues cuenta con unas ideas y objetivos específicos que se diferencian del resto. Si tu misión es recorrer la ciudad y exprimirla al máximo, no dudes en obtener alguna de estas dos tarjetas de atracciones turísticas. Aunque existe un mayor número de ellas, éstas son las dos conocidas principalmente por los turistas.