Viajestic » Consejos viajeros

Jet Lag después del confinamiento

5 consejos para no sufrir jet lag después de un gran viaje o al menos llevarlo mejor

Cuando tenemos un gran viaje, algo que todos sufrimos casi sin excepción es “jet lag” y, si esto sucede después de meses confinado, la experiencia no mejorará... aquí tienes algunos consejos para llevarlo mejor.

Jet Lag

Flickr (Alberto Vaccaro, Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0) Jet Lag

Publicidad

El famoso jet lag se produce cuando nos adentramos en una zona horaria diferente a la que estamos acostumbrados, produciendo así un desequilibro en el reloj interno que tenemos cada uno. Esto nos provoca un cansancio generalizado en todo el cuerpo, además de otros síntomas como irritabilidad o incluso problemas a nivel digestivo.

Si no quieres que esto te ocurra a ti o, al menos, llevarlo de la mejor manera posible, te traemos cinco consejos que pueden hacer que eso disminuya para hacer que disfrutes desde el minuto uno en tu destino.

Vuelos largos | Pixabay

1. Cambia tus horarios de sueño: una semana antes intenta irte adaptando poco a poco. No es muy difícil, tan solo tienes que pensar si con ese cambio horario te irías a dormir más pronto o más tarde y, consecuentemente, dormirte una hora antes o una después de lo que estás acostumbrado. Si viajas hacia el este, vete a la cama una hora antes; si es hacia el oeste, una después.

2. Duerme, antes y durante el vuelo: aunque parece bastante lógico no siempre se cumple puesto que los nervios previos al viaje suelen acechar a muchas personas. Además, si tienes miedo a los aviones, durante el vuelo te costará dormir. Sin embargo, te recomendamos que en la medida de lo posible te tomes enserio esta medida puesto que notarás la diferencia.

3. No tomes cafeína: por mucho que estés cansado y que te apetezca un café para despejarte, esto solo te traerá consecuencias peores. Si te afecta mucho la cafeína, esta podría provocarte alteraciones en cuanto a tus horas de sueño, algo que hay que evitar durante el gran viaje. Lo mismo ocurre con el alcohol que en este caso te producirá finalmente una sensación de cansancio no deseada.

Aviones | Wikipedia (U.S. Air Force photo Staff Sgt. Samuel Morse, Public Domain)

4. Cuando llegues, disfruta de la luz del sol: no te encierres en el lugar donde te alojes nada más llegar. Date un paseo o incluso haz deporte si tienes ganas (algo muy recomendable para despejarte, a la vez que te cansa). Hasta que la luz del sol no haya desaparecido, no vuelvas al lugar donde te hospedas.

5. Nada de siestas, duerme durante la noche: imagínate que tienes un vuelo el cual tiene más de 24 horas de duración. Llegarás cansado a tu destino, seguramente no habrás descansado bien… Pero, aunque se pueda pensar lo contrario, no debes dormirte ni siquiera una cabezadita. Espera hasta que llegue la noche para dormir de un tirón.

Publicidad