No dejan de sucederse los escándalos de privacidad relacionados con Facebook, cada vez son más frecuentes, o al menos se investigan más, y la consecuencia es el conocimiento cada vez mayor de las barbaridades que la red social ha hecho con los datos de sus cientos de millones de usuarios. En esta ocasión estamos hablando de que más de 400 millones de teléfonos de usuarios de Facebook se han filtrado gracias a una base de datos a la que había un acceso público. EL problema no es que estén los teléfonos en una base de datos, sino que estos teléfonos no estaban debidamente protegidos, por lo que podían estar accesibles para cualquiera con los conocimientos mínimos.

Tu teléfono podría estar entre ellos

Sin duda estamos ante otro problema de privacidad muy grave en Facebook, ya que han sido nada menos que 419 millones de números de teléfono de usuarios de Facebook los que se han expuesto sin protección en un servidor. Esta base de datos cuenta con diferentes registros para cada usuario, en el que se puede consultar el ID de este dentro de la red social y su número de teléfono. Además se puede conocer el género de la persona y el país donde reside, por lo que estamos ante una fuga de datos realmente grave por parte de la red social de Mark Zuckerberg. Esta fuga de datos es mucho más grave de lo que parece, no solo por el hecho del acceso libre a los datos, sino lo que se puede hacer con ellos posteriormente.

Facebook | Foto de Alex Haney en Unsplash

Debemos saber que dentro de esta base de datos hay incluso teléfonos de personalidades y celebridades. Y teniendo en cuenta que contamos con el ID y el número de teléfono del usuario, es relativamente sencillo poder suplantar la identidad de esa persona. Desde TechCrunch han asegurado que el acceso a la base de datos es real y que esta puede ofrecernos una información suficiente para poder obrar de mala fe con los datos de estas personas. De momento se conoce que gran parte de los usuarios expuestos son de Estados Unidos, Reino Unido y Vietnam.

Desde este medio han comprobado cómo algunos teléfonos han coincidido con el usuario que han introducido, que como sabéis en la recuperación de contraseña se puede ver de manera parcial el número de teléfono. Esto ha permitido comprobar hasta que punto es real la base de datos y todos esos usuarios que están ahí expuestos sin más. Como era de esperar Facebook ya ha borrado esta base de datos, pero como podéis imaginar, el daño ya está hecho. Porque se ignora quiénes han podido acceder a esa base de datos y el uso que han podido hacer de esa información, o la que podrían hacer en el futuro. Así que sin duda, y más después de esta noticia, lo mejor es dar la menor información posible a la red social, y mucho menos el número de teléfono. Este ha sido un requerimiento de la red social a muchos usuarios para poder recuperar su contraseña. Pero ahora se demuestra que precisamente un método ideado para mejorar la seguridad de nuestra cuenta se ha convertido en toda una amenaza de la seguridad.