LO DESVELA LA NBC

LO DESVELA LA NBC

Nuevo escándalo en Facebook: Zuckerberg ha jugado con tus datos para beneficiar a sus amigos

Un nuevo escándalo está cercando a Facebook, y esta vez tiene como protagonista directo a su CEO, Mark Zuckerberg, y a lo que ha hecho con los datos de los usuarios durante estos años.

Zuckerberg
Zuckerberg | Alessio Jacona en flickr
Nacho Hontoria
  Madrid | 17/04/2019

Había una vez, allá por comienzos de la década actual, en donde Facebook se convertía en la red social por referencia de todo el mundo y, dentro de ella, reinaba la felicidad, las fotos de postureo y los vídeos de gatitos y de recetas.

Aunque, en aquel momento, todo daba apariencia de calma y buenrollismo, e incluso Facebook le servía a los medios de comunicación para tener audiencia gracias a las interacciones y el alcance con sus usuarios, por detrás la historia era bien diferente.

Supervisando los planes para que la red social ganara poder y aniquilara a sus enemigos se encontraba su, por el momento, CEO, Mark Zuckerberg, y para ello no escatimaba en técnicas que poco tienen que envidiar con las cloacas del Estado en España.

Trabajaba a destajo, sí, pero, según una investigación llevada a cabo por la NBC de Estados Unidos, Zuckerberg estaba realmente favoreciendo a sus empresas amigas con los datos de los usuarios de Facebook.

Al mismo tiempo, el CEO de la compañía también hacía el movimiento a la inversa: perjudicaba a otras compañías que consideraba su competencia mediante la no cesión de los datos de los usuarios. Si, por ejemplo, veía que una aplicación se estaba haciendo muy popular dentro de Facebook y podía ser considerada como “competencia”, Zuckerberg daba la orden para que se cerrara el grifo de los datos.

La misma práctica realizó, años después, con todas aquellas “fanpages” que medios de comunicación, celebrities o instituciones habían creado al albor de la bonanza de Facebook. Zuckerberg decidió cambiar el algoritmo y premiar primero a aquellas que hicieran vídeo y, después, únicamente a las que pasaran por caja.

Amazon, por ejemplo, fue una de las empresas que se aprovecharon de las decisiones arbitrarias de Zuckerberg para con quienes él quería. Él, y su junta directiva, premiaron a la compañía de Jeff Bezos con los datos de los usuarios de Facebook porque estaban gastándose un buen presupuesto en publicidad dentro de la red social.

Vapuleos de datos aparte, Zuckerberg también decidió ceder datos a Amazon en compensación por la alianza que ambas compañías habían firmado para crear un Smartphone entre ambos: Fire, que nunca llegó a buen puerto.

Sorprendentemente, mientas que Facebook hacía estos movimientos entre bambalinas, de cara al público se esforzaba en decir que protegía los intereses de sus usuarios y que cualquier cosa que hiciera que mejorara la comunicación entre sus usuarios sería positiva para todo el mundo.

Todos estos documentos que desvelan las prácticas de Facebook provienen de un caso judicial entre la propia red social y una startup norteamericana, Six4Tree, quienes han negado haber filtrado la información a la NBC para que se hiciera público.

Ante esta situación, los abogados de Facebook han reaccionado diciendo que esos documentos, casi 4000, solo cuentan una parte interesada de la historia y que no están contextualizados, por lo que le quitan la validez que pudieran tener.

Buscando entre los documentos filtrados, los periodistas de la NBC han podido encontrar fragmentos de conversaciones como esta de Chris Daniels, director de desarrollo de negocios de Facebook en 2012: “Hoy en día, el comercio fundamental es 'datos para distribución', pero queremos cambiarlo a 'datos por $' y / o '$ por distribución”.

Así pues, cabe preguntarse, en este punto, si merece la pena seguir disponiendo de una cuenta en la red social de Mark Zuckerberg, toda vez que ha quedado demostrado, una vez más, que hacen lo que quieren con los datos de los usuarios, como también se pudo ver con el escándalo de Cambridge Analytica.

Bajada de número de usuarios aparte, habría que replantearse lo que las grandes compañías tecnológicas están haciendo con nuestros datos, traficando con ellos para engordar sus cuentas de resultados y, a la postre, vendernos más y mejor publicidad, en un bucle sin fin.

Y ahora que Facebook se cae cada dos por tres, toma decisiones erróneas fruto de malas planificaciones empresariales y que, prácticamente cada semana, aparece un nuevo escándalo que afecta a la privacidad y a la seguridad de sus usuarios, es el momento idóneo de devolverles la jugada y decirles adiós para siempre.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.