Es lo que toca en estas fechas, hablar del siguiente iPhone que lanzará Apple al mercado en otoño, aunque este año con la crisis del coronavirus está por ver que realmente puedan mantener las fechas de siempre. Esas que les llevan a celebrar una keynote en los primeros diez días del mes de septiembre, para poner a la venta más tarde sus terminales hacia el día 20 (y alrededores).

Este año todo parece indicar que esos planes se verán modificados y que tendrán que hacerlo todo más tarde, tal vez para finales de octubre o principios de noviembre. Ahora bien, eso no quita para que, internamente, los de Cupertino estén cumpliendo los plazos a rajatabla que se imponen año a año. Y uno de ellos es el de fijar los precios de los nuevos terminales que, si sois fans de los de Tim Cook, ya os avanzamos que no se verán rebajados. Al revés, suben otro pequeño escalón.

Apple sube otro escalón de precios

Ha sido un usuario de Twitter, que ya ha dado en la diana con otras predicciones sobre cuestiones de Apple, el que ha publicado los precios de partida que tendrás las diferentes gamas: por un lado los iPhone 12, y por otro los modelos "Pro" de esa generación, con las variantes normal y "Max". Y sorpresas pocas.

El iPhone 12 que podemos equiparar al iPhone 11 que llegó a las tiendas en 2019 sufre un aumento de precio de casi 50 dólares, es decir, unos 45 euros al cambio que, en el caso de Apple, será más cuando llegue a nuestro país. Tened en cuenta que ese modelo del año pasado, que en EE.UU. cuesta 699 dólares, se puede adquirir en España por 809 euros, es decir, un sobreprecio (traducido a la moneda de los norteamericanos) de 187 dólares. Como veis, eso de hacer una conversión 1:1 no va con ellos... mientras a este lado del Atlántico sus terminales se sigan vendiendo sin problemas.

Teniendo en cuenta lo anterior, el iPhone 12 Pro tendrá un precio de partido de 999 dólares mientras que el Pro Max será de 1.099. Como os decimos, se mantienen en los rangos que tiene Apple actualmente aunque con una pequeña subida. Esperemos que esa diferencia que han añadido a estos nuevos terminales se vea absorbida por el cambio a euros y no aumente 50, 60 ó 70 más lo que ya nos han costado los iPhone 11 Pro.

Y de repente, un extraño

No hemos hecho referencia expresamente al primer modelo que aparece listado con precio en el tuit que tenéis más arriba porque supone el reconocimiento de que tendremos un nuevo iPhone este año, con screen más pequeña y con todas las características de ese frontal todo pantalla, Face ID y diseño que la nueva gama traerá a finales de año. Como podéis leer, sería un terminal con pantalla de 5,4 pulgadas, más pequeño que la del iPhone 12, y que vendría a equipararse con los anteriores iPhone 8 (en tamaño) a un precio de 649 dólares.

Ahora bien, si Apple acaba de lanzar un nuevo iPhone SE, ¿qué pinta este iPhone 12 pequeño compitiendo con él? Tendremos que esperar a ver cómo es, pero todo indica a que se tratará de la alternativa más barata para aquellos que no quieran un móvil con botón Home y Touch ID, y que estén deseando dar el salto a los estándares de calidad premium estrenados en 2017 con el iPhone X.