TecnoXplora » Móviles

Móviles

Apple recula y su apuesta por el Face ID está en duda, ¿por culpa del coronavirus?

Los norteamericanos podrían añadir nuevas formas de desbloquear sus terminales.

Touch ID en iPhone 5S

Apple Touch ID en iPhone 5S

Publicidad

Cuando Apple presentó en 2017 sus nuevos iPhone X con frontal todo pantalla, ausencia del botón Home con Touch ID y un nuevo sensor biométrico como es Face ID, se congratularon de abrazar el futuro con un sistema de reconocimiento facial tridimensional prácticamente infalible. Y lo era tanto que, en marzo del año pasado, quedó claro que no estaba preparado para lo que nos quedaba por vivir.

La pandemia de coronavirus que llegó a Occidente en marzo de 2020 nos ha cambiado la vida y, en lo que al uso de teléfonos móviles se refiere, ha demostrado que unos sistemas de identificación biométrica están mejor preparados que otros y que, en el caso de Apple, llevan meses lastrados en su uso por la llegada de las mascarillas. Una prenda que ha pasado a formar parte de nuestro outfit diario y que impide, cuando utilizamos un iPhone, desbloquearlo rápidamente, o pagar en las tiendas verificando nuestra identidad.

Para remediar (en parte) este problema, Apple ya actualizó sus dispositivos para agilizar ese desbloqueo facial y, en vez de esperar un segundo a que el teléfono escanee nuestra cara, cuando detecta que hay una mascarilla activa de forma automática el teclado para introducir nuestro PIN. Algo que nos retorna a los primeros años de los smartphone, allá por 2007.

Los iPhone de 2021 tendrán la solución

Así las cosas, en Apple han comprendido que ese apaño de acortar uno o dos segundos el desbloqueo del iPhone no es el camino y por eso van a copiar algo que los fabricantes de Android no han abandonado jamás, y que se ha demostrado mucho más efectivo contra la pandemia: el desbloqueo gracias a sensores biométricos de huellas dactilares. Así que los californianos (parece) van a volver por do solían.

Face ID en el iPhone | Apple

Según informa el Wall Street Journal, Apple prepara para sus futuros iPhone 13 (o 12s, según las fuentes) una pequeña revolución ya que va a incluir sensores biométricos de huellas dactilares bajo la pantalla, con tecnología óptica sensiblemente distinta a la de ultrasonidos que ya utiliza Samsung en buena parte de sus dispositivos. Es más, este Touch ID 2.0 se situaría debajo de la pantalla, por lo que no haría falta añadir un botón físico al estilo del viejo Home de los iPhone.

Este nuevo componente, que algunos exempleados de Apple ya han confirmado que está en desarrollo, podría llegar como respuesta a las consecuencias de esta pandemia y como método alternativo al Face ID cuando sea complicado ponerlo en marcha. Además, en los últimos meses los californianos han demostrado que no se olvidan de este tipo de sensores y dispositivos como el nuevo iPad Air instalan uno en el propio botón de desbloqueo, a pesar de contar con un diseño estilo iPhone X con frontal todo pantalla sin botones físicos.

De todas formas, conociendo a Apple, es muy posible que estas novedades no lleguen tan de repente y se lo piensen mucho antes de introducir un sistema de identificación de los usuarios que pueda llegar al mercado con fallas. Aunque de lo que no hay duda es de que la pandemia ha modificado la percepción de los de Tim Cook de estos sistemas biométricos.

Publicidad