TecnoXplora » Móviles

Móviles

Apple patenta un concepto de funda que se endurece antes de chocar contra el suelo

Los de Cupertino creen haber encontrado la forma de que sus iPhone no sufran daño en caso de caídas accidentales.

iPhone precipitándose al suelo.

Photo by David Levêque on Unsplash iPhone precipitándose al suelo.

Publicidad

No existe mayor momento de pánico y terror que los segundos siguientes a que nuestro smartphone se caiga accidentalmente desde un bolsillo, o que se nos escape de las manos tras intentar cogerlo para leer esa actualización que tanto esperábamos en Facebook. No hay nadie, por mucho Gorilla Glass del que presumamos, que no piense que cuando nos toque cogerlo del suelo la pantalla se habrá hecho añicos.

Es por razones como esta por lo que han proliferado desde hace años el uso de fundas y carcasas, que intentan proteger nuestros terminales de estas caídas al suelo. Modelos que los hay finos, gruesos, de piel o silicona e incluso rugerizados, con una estructura y construcción a prueba de tanques. Ahora bien, ¿existe alguna forma de blindar por completo nuestro terminal para garantizarnos que no sufrirá nunca daños?

Apple cree haber encontrado la fórmula

Ha sido Apple la que parece que quiere terminar con estos destrozos en el hardware de nuestros teléfonos, gracias al desarrollo de una funda que acaba de patentar, y que tiene la característica única de que antes de tocar el suelo e impactar con toda la fuerza, es capaz de endurecerse tomando un grosor mayor que cuando la sujetamos en la palma de la mano.

Patente de Apple de funda anticaídas. | Apple

Lo más curioso de esta patente no es que la funda sea capaz de modificar su estructura, sino el momento en el que decide hacerlo, ya que es justo cuando detecta que el terminal se encuentra en caída libre. Para conseguir esa sincronización, todos podríamos pensar que recurre a sensores especiales, como los acelerómetros que llevan los iPhone, para decidir que ha llegado el momento de prepararse para el impacto. Pero no.

Para conocer cuál es el fundamento detrás de este mecanismo, hay que acudir a la letra de la patente presentada por Apple, donde se habla del uso de "materiales electromecánicos activos para la protección de dispositivos electrónicos portátiles". Concretamente, explican que "cuando el material electromecánico activo se expone a estímulos externos (por ejemplo un campo eléctrico, magnético, etc.), entonces se activa el material electromecánico". Es en ese instante cuando "se altera la rigidez o viscosidad del material electromecánico activo" para amortiguar los posibles daños.

Resumiendo mucho la explicación técnica de la patente, la funda que ha registrado Apple es capaz de detectar la caída y endurecerse dependiendo del espacio que recorra. Tan ingeniosas son que, a mayor altura, mayor resistencia del sistema ya que los materiales utilizados para construirla reaccionarán a esos "estímulos externos" durante más tiempo, lo que le proporcionará una amortiguación mayor que ayudará a proteger nuestro teléfono. Pensad que todo este proceso apenas transcurre en unos pocos milisegundos.

De momento no hay constancia de en qué instante Apple podría lanzar al mercado una funda de estas características pero, llegado el caso, es seguro que solo por proteger mejor nuestro smartphone, muchos usuarios estarán dispuestos a invertir un poco más para un accesorio que se ha convertido en un elemento esencial de nuestro día a día.

Publicidad