NO TE CREAS QUE VIENEN DE CANADÁ

NO TE CREAS QUE VIENEN DE CANADÁ

¿Quién está detrás del 'spam' de las farmacias online?

Aunque tú ignores esos mensajes, muchos hacen 'click' y terminan comprando unas pastillas cuyo origen y composición es más que dudoso. El Gobierno de Estados Unidos intentó cerrar algunas de estas webs, que aseguran traer sus medicamentos de la vecina y más barata Canadá.

Píldoras
Píldoras | Wikipedia

Un nuevo correo electŕonico ha llegado a tu bandeja de entrada. En realidad, debería haber ido a parar a la carpeta de ‘spam’, pero por lo que sea se ha colado allí. Por un descuido, clicas en él. Es una farmacia online que te ofrece Viagra, pastillas para el acné o crecepelo. O quizá no lo sepas con seguridad, porque el texto del correo suele venir en inglés. Tú no necesitas nada de eso. O igual sí. Entonces encargas el producto. Lo que no sabes es quién está detrás de esa farmacia.

Según la empresa de verificación de farmacias LegitScript, hay más de 41.000 farmacias online activas. La compañía ha denunciado que en muchas ocasiones los fármacos provienen de numerosos lugares (China, India, Pakistán…), donde no reciben los controles adecuados de calidad y seguridad, algo que también denuncian investigadores universitarios.

En algunos casos, estas farmacias web promocionan sus productos como si hubieran sido comprados en Canadá, donde son más baratos que, por ejemplo, en Estados Unidos, tal y como denunció un reportaje de Politico. Sin embargo, muchos de ellos vendrían de farmacéuticas de India, uno de los mayores proveedores de medicamentos genéricos del mundo.

Las compañías farmacéuticas también denuncian que hay boticas web que venden medicamentos sin receta. Merck, una de las líderes del sector, dijo analizar 2.500 de estos lugares y concluyó que un 80% de ellos ofrecen productos sin prescripción facultativa. La ley estadounidense, por ejemplo, obliga a pedir una receta a aquellas personas que quieran comprar productos en sus ‘sites’.

La Alianza por las Farmacias Online estima que hay entre 30.000 y 40.000 páginas activas y que muy pocas operan de forma legítima. Incluso anima a clientes decepcionados con ellas a que cuenten su experiencia para denunciar casos.

Los medicamentos ‘online’ provienen de países como China, India o Pakistán

Falta de análisis

El presidente de LegitScript, John Horton, criticó la falta de estudios sobre los componentes de los medicamentos, si bien reconoció que esto se puede deber a que las pruebas son caras, que cuesta descubrir la composición y que las farmacias cambian continuamente de proveedores. Horton contó a Politico que, de vez en cuando, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) publica los análisis de suplementos dietéticos y medicinas compradas con receta en estas webs, pero en su opinión se deben hacer más estudios.

Según un informe de la Organización Mundial de Salud (OMS), aproximadamente un 8% de los medicamentos al por mayor importados a Estados Unidos son falsos, no han sido aprobados o tienen una calidad inferior a la debida. Por otra parte, el 10% del comercio internacional de medicamentos es de productos falsos. Esto representa 21.000 millones de dólares (más de 18.000 millones de euros).

Además de la mala calidad de los medicamentos, se distribuyen medicamentos para los se necesita receta, algo que es ilegal

Hasta el Gobierno más poderoso del mundo estudió darle un portazo a estos servicios web. En 2014, la FDA cerró más de 1.600 páginas que decían vender medicamentos canadienses.

Antes, en 2010, el Ejecutivo convocó en la Casa Blanca a ejecutivos de empresas como Google, Yahoo! o Visa, así como a registradores de dominios web, para encontrar formas de clausurar aquellos ‘sites’ que venden medicamentos falsos.

En Estados Unidos no se andan con chiquitas con respecto a este tema. Un caso es, por ejemplo, el de Christopher William Smith, que se dedicaba a vender medicamentos ilegales por internet. Para contactar con hipotéticos clientes, mandaba mensajes de ‘spam’... hasta que se le truncó el juego. Un juez lo condenó a 30 años de prisión por venta de medicinas con receta, lavado de dinero y crimen organizado.

¿Y en España?

En la piel de toro, los colegios de médicos llevan años desaconsejando comprar estos medicamentos en línea, sobre todo cuando son medicamentos para los que es necesario una receta. Hasta julio de este año, las farmacias españolas no estuvieron autorizadas a vender productos por internet. Eso sí, solo aquellos que no necesitaban de prescripción o de parafarmacia.

De momento, son pocas las que han decidido por este método de venta (hay más de 22.000 farmacias en España), pero parece que se están animando a hacerlo, poco a poco. Ahora hay que preguntarse si recibiremos su ‘spam’ cañí.

José Manuel Blanco | @josemblanco | Madrid | 15/09/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.