TecnoXplora » Internet

INTERNET

Evita caer en la trampa del phishing con este truco

Puede ser algo sencillo detectar un correo falso.

Nuevos métodos de Phishing

Nuevos métodos de Phishing Foto-de-John-Schnobrich-en-Unsplash

Publicidad

El phishing o suplantación de identidad a las empresas es uno de los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para hacerse con nuestros datos. Debemos estar muy atentos para no caer en la trampa. Te damos las claves para identificar correos fraudulentos.

Evita ser víctima de phishing con estos sencillos trucos

Recibir SMS o correos electrónicos de entidades financieras, empresas de mensajería o de las instituciones públicas es algo muy habitual. Pero siempre el remitente es quien dice ser y si no tenemos cuidado podemos sin darnos cuenta proporcionar nuestros datos personales a ciberdelincuentes con malas intenciones. Aunque en nuestra mano tenemos la posibilidad de detectar si estos correos son o no legítimos con unos sencillos trucos. Basados en la observación, pero que pueden evitarnos infinidad de problemas. Identificar un correo de dudosa procedencia es fácil, aunque requiere de un poco de atención por nuestra parte.

Comenzaremos fijándonos en la bandeja de entrada, vemos que tanto el asunto como es destinatario no está bien definido o son dudoso. Esto puede ponernos sobre la pista de un correo falso. Pulsamos sobre el correo para desvelar su contenido y nos fíjanos en la cabecera del mismo. En el apartado “de” o “From” vemos que la dirección de correo desde donde es remitido nada tiene ver con las direcciones de correo habituales de la empresa o servicio utilizado. Tampoco debemos fiarnos si la dirección que aparece es similar a las usadas normalmente. Por lo que debemos desconfiar y seguir con el tercer paso.

Claves para detectar el phishing
Claves para detectar el phishing | TecnoXplora

Si el correo incluye enlaces o requiere que pinchemos sobre un botón o link, podemos comprobar a donde vamos a ser redirigidos antes de pinchar colocando el puntero sobre el link o el botón. De este modo en la parte inferior de la ventana aparece una zona sombreada en la que podemos ver el enlace. Si esté no corresponde a la empresa en cuestión debemos sospechar. Además, también podemos copiar el enlace utilizando el botón derecho del ratón sobre este y pegarlo o abrirlo en otra página web.

Pero lo más importante de todo, si recibimos un correo de esta índole, debemos contactar a través de los canales habituales que usemos con dicha empresa o servicio, para poner en conocimiento de esta circunstancia y aclarar la situación. Si tenemos alguna duda sobre la autoría de la comunicación nunca pediremos información a través de los medios suministrado en dicho mail y lo haremos directamente a través de los canales habilitados para ello.

De esta manera evitamos colaborar inocentemente en el robo de nuestros datos y ponérselo aún más fácil a los ciberdelincuentes. Por lo que no está de más desconfiar y poner todos los esfuerzos en evitar este tipo de situaciones. Porque para mantenernos a salvo lo mejor es no contestar a ninguna comunicación, ya sea por SMS o Correo electrónico. Antes debemos contactar con la empresa asegurarnos de que han sido ellos quien nos han enviado el mensaje y si no es así informa de ello para que puedan tomar cartas en el asunto.

Publicidad