TecnoXplora » Internet

Internet

Estados Unidos acusa de nuevo a Huawei de espionaje, y la firma china responde a las acusaciones

Funcionarios estadounidenses insisten en que las redes desplegadas por Huawei cuentan con puertas traseras de acceso

Imagen del logotipo de Huawei en su puesto durante una feria electrónica

EFE Imagen del logotipo de Huawei en su puesto durante una feria electrónica

Publicidad

La guerra comercial entre Estados Unidos y China no está ni mucho menos cerca de resolverse. Aunque en las últimas semanas se han producido avances en la relación entre ambos países acerca de los aranceles, en el terreno tecnológico las cosas parecen cada vez más distantes. Como con el veto a las firmas chinas como Huawei por parte de la administración Trump, que ha llevado a Google a no licenciar sus apps y servicios a Huawei, o por otro lado con el veto que está ejerciendo Estados Unidos a los equipos de redes de Huawei, en su despliegue del 5G en todo el mundo. Este último sigue siendo algo prioritario para Estados Unidos, que vuelve a advertir de que no es seguro instalar las redes de los chinos.

Vuelven a acusar a Huawei de espionaje

Estados Unidos sigue sosteniendo que es un peligro dejar que Huawei participe en el despliegue del 5G en países occidentales, toda vez que están seguros de que las redes de la firma china cuentan con puertas traseras con las que el gobierno chino podría espiar fácilmente las comunicaciones de medio mundo. Esta acusación por parte de Estados Unidos no es nueva, pero ahora está de nuevo de actualidad, ya que funcionarios del gobierno estadounidense han vuelto a advertir de los peligros que conlleva la expansión de las redes de Huawei en todo el mundo, sobre todo con el 5G, una tecnología mucho más potente y que otorga más poder a quienes puedan controlarla.

Huawei en el Mobile World Congress 2019 | Huawei

En informaciones recogidas por The Wall Street Journal, los funcionarios estadounidenses aseguran que la firma china puede acceder de forma secreta a las redes de telefonía móvil de todo el planeta gracias a las puertas traseras que contienen estas redes, y a las que solo tendría acceso la firma china. Los informes de inteligencia estadounidenses podrían demostrar que Hauwei ha tenido capacidad para poder acceder a cualquiera de sus redes durante más de una década. El problema en estos casos es que mientras el fabricante de los equipos de red debe garantizar a las fuerzas de seguridad métodos para que estas puedan acceder rápidamente a las comunicaciones a través de estas redes, los fabricantes como Huawei deben garantizar a su vez a las autoridades que no accederán a las redes sin el consentimiento expreso de los operadores.

Este tipo de puertas traseras de las que hablan los estadounidenses habrían sido diseñadas precisamente para no tener que pedir permiso a los operadores por parte de Huawei, de tal forma que podría interceptar las comunicaciones sin que nadie más tuviera conocimiento. El temor de Estados Unidos es que Huawei, que al ser una firma china pertenece de alguna manera al Gobierno chino, pueda utilizar estos privilegios en forma de puerta trasera para espiar a los países donde haga los despliegues de sus redes. De ahí el empeño de Estados Unidos de vetar el acceso a los concursos de despliegue del 5G a la firma china. Algo que está consiguiendo en su país, pero no en otras regiones como Europa, donde la Unión Europea le va a dar acceso al despliegue a Huawei, aunque de forma limitada. Huawei ha respondido una vez más a estas acusaciones asegurando que " nunca ha hecho y nunca hará nada que comprometa o ponga en peligro la seguridad de las redes y los datos de sus clientes".

Actualizado a 14 de febrero: Huawei ha querido responder a estas acusaciones vertidas por los funcionarios estadounidenses con un comunicado en el que niega categóricamente estas prácticas, del que hemos extraído estas líneas "Las acusaciones realizadas por parte de Estados Unidos contra Huawei no son más que una cortina de humo que no responde a ninguna lógica aceptada en el mundo de la ciberseguridad. Huawei nunca ha tenido y nunca tendrá acceso secreto a redes de telecomunicaciones, ni hemos tenido tampoco la capacidad de hacerlo. El Wall Street Journal es claramente consciente de que el gobierno de los Estados Unidos no puede proporcionar ninguna evidencia que respalde sus acusaciones y, aun así, elige repetir las mentiras que el cuerpo de funcionarios estadounidenses está difundiendo. Esto refleja el sesgo negativo de The Wall Street Journal hacia Huawei, menoscabando su credibilidad. La labor de Huawei, al igual que la de cualquier otro proveedor de telecomunicaciones, es proporcionar equipos que cumplan con los estándares 3GPP / ETSI. Estamos obligados a seguir los estándares de interceptación legal de toda la industria, como lo es el estándar TS 33.107 de 3GPP para redes 3G y TS 33.128 para 5G. Es aquí donde terminan las obligaciones de Huawei con respecto a la interceptación legal."

Un comunicado en el que Huawei asegura que es imposible acceder a estas redes por esas puertas traseras, ya que son inexistentes. Y que en cualquier caso, siempre hay que tener el permiso del operador, porque de lo contrario todas estas intrusiones terminan siendo detectadas igualmente por los sistemas de seguridad.

Publicidad