TecnoXplora » Internet

UN PIONERO EN HORAS BAJAS (PARA VARIAR)

Delicious ha pasado por las mejores clínicas, pero nadie consigue reanimarlo

Ni Yahoo! ni los fundadores de YouTube han logrado enderezar el rumbo de la web de marcadores por excelencia. Ahora vuelve a cambiar de manos y su nuevo dueño, un viejo conocido, se ve capaz de reflotarla ¿En serio? ¿Tiene alguna posibilidad si no lo han conseguido los gigantes? Analizamos la trayectoria de Delicious y sus posibilidades de sobrevivir.

Delicious

Delicious Delicious

Publicidad

David G. Ortiz | @gomezortiz | Madrid
| 22.05.2014 11:00

El DVD ha reemplazado al VHS, el CD a las cintas, y las descargas se han llevado a ambos por delante en un abrir y cerrar de ojos. Han nacido Facebook (2004), YouTube (2005), Twitter (2006) y WhatsApp (2009). Los teléfonos se han vuelto inteligentes y han conquistado la Tierra. Hay, de hecho, más 'smartphones' que personas. El iPhone salió a la venta en 2007; el primer terminal con Android, en 2008. Es una muestra un tanto arbitraria, pero bastante ilustrativa, de lo que ha sucedido en los últimos diez años.

Frenético, ¿verdad? Y tanto. La década ha tenido además protagonistas silenciosos, de esos que no tendrán capítulo propio en la historia de internet pero sí una mención destacada en alguna recopilación de pasajes rocambolescos. Es el caso de Delicious, la web que muchos quieren comprar, todos quieren vender y nadie quiere gestionar. Nació en 2003 y, desde entonces, además de sus fundadores, ha tenido ya tres dueños diferentes. Todos, por cierto, de renombre.

Siempre al borde del abismo, cambiando de manos para sobrevivir: así es la web de marcadores sociales por excelencia. En su día, su nombre sonaba como hoy suenan, por ejemplo, Snapchat o Pinterest -que, fíjate, está llegando más lejos partiendo de una idea parecida-. Sin embargo, la reputación de esta pionera se ha disuelto como un azucarillo y muchos ya ni la recuerdan.

Si no te suena, que podría ser, basta con que sepas que subió a la dichosa 'nube' los marcadores/favoritos que hasta entonces guardábamos en los navegadores. Básicamente, se trata de un sitio en el que almacenar, compartir y descubrir enlaces interesantes. Para los más jóvenes: Pinterest, pero sin fotos.

width=

Lo cierto es que Delicious nunca fue un gigante, ni falta que le hizo. Reinaba en su pequeño territorio y supo hacer que los auténticos titanes lo vieran como un amigo interesante. Tanto es así que, en 2005, lo acabó comprando Yahoo! El mismo año que adquirió Flickr, que ha seguido una trayectoria bastante diferente.

Al principio (muy al principio), las cosas no iban del todo mal para este náufrago en el interior de la ballena. Hacían un poco lo que les daba la gana y sus nuevos dueños no les tocaban demasiado las narices. Los usuarios estaban razonablemente contentos y recomendaban la web a sus amigos. A finales de 2008, Delicious superó los cinco millones de usuarios y los 180 millones de enlaces almacenados. Todo un hito.

Pero el calendario iba perdiendo hojas y las gráficas no se disparaban como a Yahoo! le hubiera gustado. La web de marcadores crecía a duras penas y, además, se estaba quedando desfasada. Los responsables de la multinacional no movían un dedo –ni se gastaban un duro– para mejorarla. Es la pescadilla que se muerde la cola: como no funciona, no invierto; como no invierto, no funciona ¿El resultado? A finales de 2010, la prensa especializado comienza a publicar rumores sobre un inminente cierre.

Evidentemente no llegó a producirse. En su lugar, Delicious cambió de manos por segunda vez. Los fundadores de YouTube, a través de Avos, se convirtieron en sus terceros propietarios. Y tuvieron que arrimar el hombro....

Chad Hurley, uno de los 'padres' de la plataforma de vídeos, recuerda perfectamente aquella situación: “No habían tocado la web en cinco años. Tuvimos que rediseñar y reconstruir el sitio desde sus cimientos”.

Lo hicieron, y bastante bien, pero jamás lograron meterse en el bolsillo al público masivo y, sin embargo, enfadaron a los seguidores más puristas de la web de marcadores. Así que hicieron lo mismo que Yahoo! Guardaron la web en un cajón y dejaron que cogiera polvo hasta que un día, de repente, se acordaron de ella y se dieron cuenta de que estaba muy lejos –cada vez más lejos- del núcleo de su negocio.

Así las cosas, cuando Michael Jones llamó a su puerta con una oferta bajo el brazo, los fundadores de YouTube se apresuraron a vender. Dicen que para dedicar todos sus esfuerzos a MixBit, la alternativa a Vine e Instagram Videos que estrenaron en 2013. Eso dicen... Mientras tanto, Google cerrando acuerdos multimillonarios para hacerse con un coloso joven como Twitch ¡Qué diferencia!

width=

El caso es que ahora Delicious es propiedad de Science Inc., una firma de inversión y consultoría comandada por un viejo viejo conocido de la Red. Michal Jones, antiguo CEO de MySpace, es un experto en (ejem, ejem) productos que no terminan de cuajar y cambian de manos cada cierto tiempo.

De hecho, la operación, según The New York Times, es “una apuesta del señor Jones, que cree poder reforzar una empresa que necesita reparaciones constantes”. Lo mismo dijeron en su día los fundadores de Youtube. Y lo mismo pensó la gente de Yahoo! Obviamente se equivocaron (o se les olvidó muy pronto).

Tal vez por eso Jones ha sido algo más precavido. “Nada de delirios de grandeza”, ha dicho. “Vamos a poner en marcha algunos cambios, a entender a la audiencia y con el tiempo, si somos fuertes y diligentes, construiremos un gran servicio”.

Lo único que se le puede desear es suerte. Visto lo visto, la va a necesitar.

Publicidad