TecnoXplora » Internet

EL ASISTENTE VIRTUAL DE WINDOWS PHONE

¿Y si Cortana llegase a Windows?

Cortana, el asistente virtual de Windows Phone, ya está disponible en español, aunque por el momento únicamente en fase 'alpha'. Es decir, queda mucho por pulir. A pesar de ello, tras probarlo durante unos días no hemos podido evitar preguntarnos qué pasaría si llegase una versión de escritorio para ordenadores Windows.

Cortana

DefconPlay Cortana

Publicidad

Cortana no es Siri. Al menos, de momento. Tampoco es S-Voice o Google Now. Y, por supuesto, no tiene nada que ver con las inteligencias artificiales de 'Her' o 'Interstellar'. Es un asistente apañado, más un Smithers que un Alfred... pero tampoco es que vayamos a utilizar un Windows Phone para combatir el crimen en Gotham.

Por otro lado, no hay que olvidar que Cortana en castellano por el momento está en fase 'alpha'. Vamos, que está en prácticas. Queda mucho para que termine la carrera y si ha salido de la facultad es porque lo que tiene que aprender no lo enseñan en las aulas. La universidad de la calle de la que hablan los cuñados, versión Lumia.

Lo que sí permite ver esta versión no finalizada del asistente es qué va a ser capaz de hacer. Y no tiene mala pinta. Aparte de las típicas respuestas graciosas [cita requerida], más enfocadas en conseguir unos segundos de fama en Twitter que otra cosa, parece que Cortana aprende del usuario y después es capaz de responder en función de sus gustos o de su vida personal. Por ejemplo, es capaz de identificar dónde está el trabajo o quién es el cónyuge en base a los patrones de comportamiento. Ojo con esto, no vaya a romper un matrimonio.

La clave aquí está en que esto permite utilizar un lenguaje natural. Nadie quiere hablar con una máquina como si tratase de comunicarse con HAL o sentir que su asistente virtual tiene la misma capacidad de atención que un niño que ha bebido dos litros de café. Así somos los humanos: nos gusta sentirnos comprendidos, que también tenemos nuestros sentimientos.

Cortana puede hacer muchas cosas: organizar citas, buscar rutas o llamar a un contacto. Para ello solo hay que pedirle que lo haga como se lo pediríamos a un hermano pequeño consciente de que está por debajo en el organigrama familiar. Cuando no sabe qué tiene que hacer recurre a la misma solución que nosotros: lo busca en internet. En Bing, claro. Es hipster.

Aunque todavía no ha despegado el pie del suelo, Microsoft ya ha dado el primer paso. El siguiente tiene que darlo en la superficie de la Luna, pero aún está a tiempo de adelantarse a sus rivales en esta Guerra Fría. Si Cortana llega a Windows podrían cambiar mucho las cosas.

Los de Redmond metieron la pata con Windows 8. Por no decir que la cagaron, que suena muy mal en horario infantil. Es un sistema operativo que rompe demasiado con lo visto hasta el momento y apuesta por un nuevo método de interacción con el ordenador cuando la generación actual todavía se aferra al ratón y al teclado con la fuerza de los mares y el ímpetu del viento. Pero hablando se entiende la gente y Windows 10 va a ser una plataforma de transición -sin golpes de Estado, esperemos-, así que habrá que dialogar.

No es fácil, desde luego, pero si Microsoft consigue que los usuarios que no saben que todo se arregla con apagar y encender o los que creen que han roto Google si eliminan el acceso directo a Internet Explorer puedan hablar con su ordenador en lugar de con su servicio técnico personal, podrán recuperar parte del terreno que han perdido por culpa de las tabletas.

Publicidad