Una tarde de verano sales de la piscina y, al recibir un poco de brisa el vello del cuerpo se te eriza. Puede que te ocurra algo parecido cuando ves una película de miedo o cuando escuchas una canción que te emociona. En ese momento, una reacción involuntaria hace que los pelos de la piel se pongan de punta y se noten los poros; surge la llamada piel de gallina. Pero, ¿qué es exactamente y para qué sirve?

La piel de gallina es una reacción corporal inevitable y que, tradicionalmente, se asocia al frío y a las emociones intensas. Esta respuesta involuntaria y poco discreta recibe los nombres científicos de horripilación cutánea y piloerección generalizada. Otra de las respuestas corporales que suele venir acompañada de la piel de gallina también son los escalofríos, una reacción fisiológica que da una sensación de frío a todo el cuerpo.

¿Por qué tenemos piel de gallina?

Un momento de estrés, un susto de un amigo o ver una película de miedo muy terrorífica pueden hacer que tu vello se erice. La piel también puede cambiar de textura si algo nos emociona, como una dedicatoria bonita, tocar una pizarra o rayar el cuchillo con un plato. Ver a alguien que te gusta o excitarte sexualmente puede provocarte piloerección, al igual que estar a bajas temperaturas sin la ropa adecuada.

Todos estos cambios que percibimos pueden llevarnos a tener los pelos de punta. Esta reacción se puede producir en todo el cuerpo, principalmente en los antebrazos, los muslos, la cabeza, la cara y el cuello. Las únicas zonas del cuerpo humano que no pueden experimentar esta sensación son los pies, las manos y las zonas genitales.

¿Cómo se eriza la piel?

Todos los vellos del cuerpo humano tienen en su base un músculo erector. La piel de gallina y piloerección se produce porque esta musculatura tiene una respuesta nerviosa dirigida al sistema central. A raíz de esta respuesta, los músculos erectores se contraen y hacen que se levanten cada uno de los pelos del cuerpo. Mientras este proceso ocurre, los poros se dilatan, haciendo que la sensación de piel de gallina parezca más espeluznante.

Proceso de piel de gallina | Wikimedia Commons | Autor: Posible2006 | Licencia: CC BY-SA 4.0

Al producirse esta respuesta y contraerse los músculos de cada vello, se crea una capa de aire en todo el cuerpo que lo protege del frío. Esta reacción se asocia a la segregación de adrenalina, la hormona que facilita, en estos casos, la regulación térmica del cuerpo. Además, esta hormona está relacionada con la aceleración del ritmo cardíaco, el aumento de la presión sanguínea, la sudoración de las manos o los temblores en todo el cuerpo. Los científicos también han demostrado que en el cuerpo humano existen ciertas células nerviosas que son las responsables de sufrir estas alteraciones.

¿De qué sirve la piel de gallina en la actualidad?

Como se ha explicado anteriormente, la piloerección puede servir para regular la temperatura corporal. Pero no es la única función que tiene esta respuesta. La piel de gallina servía a nuestros ancestros como método de defensa y muestra de poder. Por ejemplo, cuando un puercoespín está asustado, levanta sus púas para defenderse. Lo mismo hacen los gatos cuando están asustados y erizan su pelo. Esta respuesta también es común al ser humano, aunque, actualmente, poca utilidad tiene.

La piloerección hace que los animales parezcan más fieros y puede salvarles la vida ante una amenaza, mientras que para los humanos ya no es así. El ser humano ha perdido casi todo el vello del cuerpo, por lo que la carne de gallina ya no sirve para intimidar cuando nos sentimos amenazados. Aunque actualmente la única función útil que tiene esta reacción es la regulación de la temperatura, el ser humano sigue sintiendo esta respuesta involuntaria en situaciones de miedo o sobresaltos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Sabrías localizar las partes más raras del cuerpo?

¿Para qué sirven estas partes del cuerpo?