TecnoXplora » CienciaXplora

DERMATOLOGÍA

Por qué al rascarnos deja de picarnos la piel

Así es la explicación a cómo ocurre el fenómeno por el que aliviamos el picor cuando nos rascamos.

Eñe

Publicidad

Sentir picor es algo muy frecuente y completamente normal en el ser humano, ya sea por una picadura de algún insecto, el roce de una etiqueta molesta o muchos otros factores y casos que nos despiertan las ganas de aliviarnos rápidamente haciendo que nos rasquemos la piel. Pero, ¿por qué rascarnos nos alivia?

El picor es originado por una sensación que se transmite de la piel al cerebro gracias a unas células nerviosas de la médula espinal y el hecho de que nos rasquemos alivia ese picor porque es capaz de inhibir la actividad de esas células nerviosas que transmiten, entre otras sensaciones, la de picor.

Se ha publicado una nueva investigación acerca de este tema en 'The Journal of Neuroscience', y es que se ha podido comprobar que el efecto que se produce al acariciar la piel sería el mismo que el que se produce al rascarse, dando la misma respuesta eléctrica de las neuronas de la asta dorsal de la médula espinal que cuando rascamos nuestra piel, aunque aún no se ha dado a conocer el mecanismo que da lugar a esta inhibición.

Cada piel es un mundo, por lo que no todos tenemos el mismo tipo de piel y es necesario que la cuidemos de forma adecuada a nuestras necesidades. Existen muchos tipos y por ende muchos casos en los que algunas pieles son caracterizadas por la sequedad extrema e irritación, como en el caso de la piel atópica, la cual provoca un picor más severo haciendo que comúnmente aparezcan brotes que provocan pequeñas erupciones.

Al igual que podemos encontrar más tipos de pieles con otras condiciones especiales, existen muchos remedios diferentes con los que podemos llegar a tratar nuestra piel como es el caso de algunas cremas, pero debemos informarnos bien de cuál es el producto adecuado, ya que no todos pueden hacernos bien y en algunos casos podrían llegar a empeorar el estado de nuestra piel.

Lo mejor que se puede recomendar en estos casos es acudir a un profesional, a un dermatólogo, para que evalúe el estado de nuestra piel y que pueda recetarnos un remedio con el que podamos cuidar la piel y no deteriorarla.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cáncer de pulmón: Una nueva técnica elimina un tercio de los tumores antes de operarse

Publicidad