TecnoXplora » CienciaXplora » Innovación

NO TERMINA DE DESPEGAR

Las razones por las que el grafeno aún no triunfa comercialmente

Se lleva una década hablando de las multiples aplicaciones del grafeno y su producción en las fábricas está en auge pero todavía le falta ese empujón para el éxito comercial.

Grafeno

Agencias Grafeno

Publicidad

Baterías, pantallas táctiles, bombillas, chips... Hay cientos de patentes que incluían el grafeno en muchos sectores estratégicos, como la nanotecnología, la medicina, la automoción o la construcción. Muchos coinciden en bautizarlo como “el material del siglo XXI”, cuando todavía quedan unos años para su comercialización.

Sus propiedades son inmensas, considerando que se trata de una lámina de carbono que puede tener un espesor mínimo de un átomo y que es relativamente fácil conseguirlo. Es transparente, flexible, gran conductor del calor y la electricidad y, además, de todo eso, superresistente. Todo ello, simultáneamente, sin contar con los nuevos usos en combinación con otros materiales que se siguen descubriendo.

A pesar de la euforia contenida y las buenas perspectivas, hay varios expertos que creen que existe una gran capacidad de producción y no tanta demanda. El grafeno de alta calidad se produce en láminas, aunque este método es más costoso que la elaboración en polvo, que sacrifica algunas características para lograr un precio menor.

El potencial transformador es evidente, pero un informe de Lux Research afirma que el mercado del grafeno en 2025 será solamente de 350 millones de dólares, mientras que de momento se han invertido 2.400 millones para su investigación.

width="500"
(Gráfico: Lux Research)

La rentabilización de esa inversión está a la espera de que llegue el 'boom' del material. En algunos países como China los fabricantes de momento no cuentan con devolver las ayudas recibidas para tener unos costes bajos de producción e infraestructura.

Los productos ya han comenzado a aparecer y ya hay películas finísimas de grafeno como material conductor en pantallas táctiles, reemplazando materiales más débiles. O también se utilizan para que las baterías puedan almacenar más carga gracias a sus propiedades conductivas.

Pero Lux Research considera que la venta de teléfonos que utilizan grafeno es una operación para sacarse el 'stock' de encima, que se ha hecho a un menor precio que el de coste y que no se han aprovechado todas sus capacidades. Esto último lo ha afirmado Guocai Dong, vicedecano del Instituto Jiangnan para la investigación del grafeno, en 'Nature'.

Porque reducir los costes y eliminar a los rivales no es algo que se haga de la noche a la mañana y esto es complicado cuando algunos países como China tienen la mitad de patentes sobre el material, pero solamente a nivel local, según la empresa sueca SIO Grafen.

width="500"
(Gráfico: SIO Grafen)

¿A qué problemas se enfrenta la adopción del grafeno? Según algunas investigaciones se necesita asegurar el volumen de producción para que surjan las apuestas ganadoras. Obviamente, a un precio razonable, aunque se haya reducido en los últimos años, pero no lo suficiente para aplicaciones que requieren gran cantidad de material.

También tiene que luchar con la resistencia de los productores de las materias primas predominantes, como el cobre, el silicio o el ITO (óxido de indio y estaño, a precio muy competitivo).

Otro hándicap puede ser cómo transportarlo. Si es en polvo no habría problema, pero no es tan práctico ni tan seguro para los trabajadores, que también es un punto importante a tener en cuenta. El problema viene con otras variantes, que se pueden manipular en seco o en agua, un dilema que puede hacer variar la viabilidad económica de su transporte.

Sin embargo, hay que confiar en el potencial de la combinación del material del siglo XXI con otros para sus aplicaciones. Y que pegue un buen pelotazo en aplicaciones a las que les queda mucho que mejorar, como la gestión térmica, las pantallas táctiles o las baterías.

Publicidad