TecnoXplora » CienciaXplora » Innovación

PARA VOLVER A ALMACENAR RECUERDOS

Un implante cerebral para recuperar la memoria

El Ejército de EEUU va a poner en marcha una ambiciosa investigación para saber cómo funciona la memoria y lograr recuperarla con estimulación

Recreación de algunas conexiones cerebra

Materia Recreación de algunas conexiones cerebra

Publicidad

Nuño Domínguez | @nunodomin | Madrid
| 08.08.2014 08:13

Puede parecer el argumento de una película de ciencia-ficción, pero es totalmente real: el Ejército de EEUU va a desembolsar decenas de millones para desarrollar un implante cerebral que permita recuperar la memoria.

Los primeros que se puedan beneficiar de esta tecnología serán soldados que han sufrido traumatismos cranoencefálicos (TCE) pero, si funciona, el dispositivo también podría ayudar a muchas otras personas con enfermedades neurológicas.

Hace unas semanas, la Agencia de Investigación mililtar Darpa anunció un proyecto conjunto entre dos grandes universidades del país que deberán desarrollar un implante totalmente inalámbico que pueda implantarse en el cerebro. El objetivo es que ese dispositivo estimule las áreas del encéfalo dañadas y permitir así que estas puedan volver a almacenar recuerdos.

El proyecto, denominado Recuperando la Memoria Activa, o RAM, en inglés, se centra en la llamada memoria declarativa. Se trata de uno de los tipos de memoria a largo plazo con el que almacenamos recuerdos concretos de lugares, fechas y sucesos. Las personas que sufren traumatismos craneoencefálicos pueden perder estas capacidades y no existe ningún tratamiento para recuperarlas.

El propio Pentágono calcula que unos 270.000 veteranos de guerra han sufrido TCE desde el año 2000, en muchas ocasiones debidos a las explosiones de minas. Fuera del Ejército, millones de personas sufren estos traumatismos y muchas se ven afectadas por esas pérdidas de memoria que son una importante causa de discapacidad.

Pero antes de poder recuperarla, hay que saber lo que es la memoria y cómo funciona. Puede parecer fácil pero, hoy por hoy, los mecanismos detallados de cómo el cerebro crea recuerdos y almacena memoria siguen siendo muy desconocidos. El proyecto dedicará una suma de casi 30 millones de euros para investigar este tema.

Primero, se va a desarrollar un programa informático que describa en detalle cómo las neuronas forman esas memorias declarativas, que son los tipos de recuerdos que se pueden describir con palabras. El objetivo es desvelar cómo se codifican, como se escriben, esos recuerdos en el cerebro y cómo estos son recuperados cuando se necesitan. Si se conocen esos procesos, piensan los responsables de Darpa, se podría estimular las zonas del encéfalo dañadas y hacer que vuelvan a almacenar nuevos recuerdos.

“No tenemos la piedra Rosetta para comprender la memoria”, ha explicado Michael Kahana, uno de los jefes del nuevo proyecto en la Universidad de Pensilvania, al LA Times. “El proyecto de Darpa intenta acelerar la traducción de esa piedra Rosetta”, añade.

Los científicos de los dos centros seleccionados, la Universidad de California en Los Ángeles y la Universidad de Pensilvania, analizarán los cerebros de pacientes de epilepsia a los que se les ha implantado electrodos como tratamiento de su dolencia. Los pacientes jugarán a videojuegos que estimulan la memoria. Los científicos estudiarán la actividad en sus encéfalos y determinarán cuáles son los biomarcadores de una memoria que funciona correctamente. Hacerlo no es nada fácil pues en la formación de los recuerdos intervienen a la vez múltiples zonas cerebrales muy separadas entre sí.

Todo el conocimiento generado por ambas universidades se usará para crear una neuroprótesis capaz de interactuar con el cerebro. Estas prótesis serán diez veces más pequeñas que las actuales y las probarán voluntarios con traumatismos craneoencefálicos.

El proyecto RAM se inscribe como parte de la iniciativa BRAIN, un megaproyecto impulsado por el presidente de EEUU, Barack Obama, para desvelar las claves de la salud y la enfermedad neurológicas y al que dedicará 2.300 millones de euros.

Publicidad