MISTERIOS DE LA NATURALEZA

MISTERIOS DE LA NATURALEZA

Icebergs verdes, rojos, negros y azules: te desvelamos por qué

Desde hace más de un siglo, la presencia en la Antártida de varios icebergs color verde esmeralda, rojo pasión, negro o azul eléctrico constituían un gran enigma para la comunidad científica. Años de investigación han desvelado, no sólo el porqué de estos colores, sino también su importante contribución al mantenimiento de los ecosistemas marinos.

Buceando en un iceberg (27-02-2019)
Buceando en un iceberg (27-02-2019) | Getty
María Morte
  Madrid | 28/05/2019

Los icebergs son grandes masa de hielo que, tras desprenderse de sus respectivos glaciares, navegan por los océanos hasta convertirse en agua transcurrida una media de 10 años. La mayoría de los icebergs son de color blanco y azul claro debido a las propiedades del material que lo forma: el hielo puro absorbe espectro de luz roja y refleja luz azul. Asimismo, las burbujas de aire que se acumulan entre las diversas capas de nieve pueden provocar que la luz que reflejen se transforme en blanca.

Sin embargo, excepcionalmente podemos encontrar en la Antártida grandes masas de hielo que adoptas diversos colores. El color verde es el que ha causado más revuelo en la comunidad científica; no obstante, los icebergs rojos, negros o rayados también causan un gran impacto visual.Iceberg rojos

ICEBERGS VERDES

Desde que en el siglo XX varios investigadores reportaran el extraño fenómenos de los icebergs verdes en la Antártida, la comunidad científica ha intentado buscarles una explicación lógica. Sin embargo, tras varios fracasos, no ha sido hasta 2019 cuándo parece haber llegado a una conclusión razonable: Stephen Warren, un glaciólogo de la Universidad de Washington, ha publicado un estudio en el Journal of Geophysical Research donde hace responsable a las partículas de hierro del peculiar color de estas gigantes masa de hielo.

Antes de llegar a esta conclusión, Warren dio algún que otro paso en falso. La primera vez que analizaron muestras de hielo verde concluyeron que la causa principal eran las impurezas del agua marina, pues se encontraron partículas amarillas de carbón y de restos de animales y plantas. No obstante, tras descubrir que las muestras de hielo azul contenían restos de los mismos elementos, se vieron obligados a descartar esta teoría.

La investigación no experimentó ningún progreso hasta que, transcurridos varios años, Warren recibió la llamada de un compañero de Universidad de Tasmania que, tras un segundo análisis del peculiar fragmento de hielo, había descubierto que este presentaba una gran concentración de hierro.

Al parecer, los glaciares, cuando fluyen sobre la roca, hacen que ciertas partículas de la superficie se desprendan al mar. Si estos sedimentos de óxido de hierro quedan atrapados bajo las grandes plataformas de hielo, con el tiempo, se adhieren a las pareces de los glaciares. Cuando estas porciones se desprendan, los icebergs que se forman contienen una gran concentración de estas partículas y, por esta razón, adoptan ese peculiar tono verde esmeralda.

"Siempre pensamos que los icebergs verdes eran una curiosidad exótica, pero ahora creemos que realmente son importantes", ha señalado Warren durante varias ruedas de prensa. El hierro es un nutriente indispensable para la creación de fito plancton, que constituye a su vez la base de la cadena alimenticia de los ecosistemas marinos. Este compuesto escasea en determinadas zonas de los océanos y, es en este punto, donde Warren destaca la fundamental labor de las masas de hielo verde: "Es como un paquete del correo". Cuando el hielo que forma estos icebergs se disuelve, aporta al mar grandes cantidades de hierro, lo que contribuye en gran medida al mantenimiento de los ecosistemas marinos.

Lo diferente, como concluye Warren, no tiene por qué ser negativo. En esta ocasión la ciencia ha demostrado que, en muchas ocasiones, las apariencias engañan y, a lo que simple vista parecía una acumulación de impurezas, es en realidad la base de la pirámide alimenticia de los ecosistemas marinos.

ICEBERGS ROJOS

Menos comunes que los icebergs verdes son las masas de hielo que adoptan un tono rojo intenso. El Glaciar Taylor, situado en la Antártida, es conocido como “cataratas de sangre” por su peculiar forma y color. El hielo que forma este tipo de glaciares presenta, al igual que en el caso anterior, una gran concentración de óxido de hierro; sin embargo, los científicos creen que estos glaciares se crearon en zonas más salificadas que soportaban menos presión.

ICEBERGS NEGROS

En 2013 la imagen de un iceberg completamente negro se izó viral en la red. La fotografía, publicada en Reddit por el usuario Rundboll, provocó la indignación de varios escépticos, que la acusaron de farsa. Sin embrago, la comunidad científica salió en su defensa y explico qué, aunque es poco usual, cuando los restos de roca quedan atrapados en el hielo el iceberg puede adoptar un tono café o incluso negro.

ICEBERGS AZULES

Los icebergs azules son bastante más comunes que los de extravagantes colores. Los guías que reciben a los turistas en las expediciones de Antártida suelen bromear a acerca de gusanos microscópicos que pigmentan el hielo, pero la explicación de los icebergs celestes es mucho más simple.

Cuando el glaciar es sometido a una fuerte presión el hielo se comprime, lo que provoca que las burbujas de aire sean expelidas y aumente la densidad del hielo. El hielo, como hemos comentado, absorbe seis veces más espectro de luz roja que de azul, por lo que, cuantas menos burbujas de aire contenga el glaciar y más masa de hielo atraviese la luz, más intenso será el tono azulado que percibe el ojo humano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La ciencia que quiere prohibir la purpurina

¿Por qué se mueve la ouija?

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.