TecnoXplora » CienciaXplora

SIN NECESIDAD DE SUELO

Hidroponía: la técnica que utiliza la NASA para plantar en el espacio

La NASA está investigando la forma de abastecer frutas y verduras frescas a sus astronautas que se encuentren en el espacio. La hidroponía puede ser una de las soluciones.

Hidroponía

iStock Hidroponía

Publicidad

En el espacio, el cultivo de plantas puede parecer imposible. Sin embargo, astronautas de la NASA están investigando y empezando a plantar algunas flores y hortalizas en la Estación Espacial Internacional. Utilizan técnicas parecidas a la hidroponía, ¿qué es y qué cultivos han logrado plantar?

¿Qué es la hidroponía?

Este sistema de cultivo es característico porque no utiliza suelo. En su lugar, las plantas se sitúan sobre el agua, que está enriquecida con nutrientes y minerales que luego adquieren los cultivos y sirven para sujetar sus raíces. El agua en el que reposan las plantas suele contener materiales para ayudar al crecimiento de la misma, como son: orgánicos como fibra de coco o cáscara de café; minerales como piedra pómez o arena y sintéticos.

Esta técnica es sencilla y cómoda, ya que no requiere trabajo sobre la tierra y el periodo de cultivo es más corto. Además, se puede instalar en interiores, tanto en una casa, como en un invernadero. Asimismo, cultivar verduras y hortalizas con este método no requiere fertilizantes ni otros productos plaguicidas.

El problema de la comida en el espacio

A simple vista, plantar plantas en el espacio puede parecer una locura. Sin embargo, los astronautas de la NASA decidieron investigar este fenómeno. Las razones para ello son estéticas y prácticas. Por un lado, añadir una flor o planta a la Estación Espacial Internacional podría hacer la estancia más llevadera y mantener el bienestar psicológico.

En la parte práctica, cultivar alimentos para consumirlos frescos en el espacio es todo un hito. El consumo de estos nutrientes podría ayudar a los astronautas a prevenir problemas de salud, como la falta de vitaminas, en especial de la C, y evitar que se reproduzca el escorbuto, enfermedad producida por la falta de esta vitamina.

En condiciones normales, es cierto que los astronautas de la Estación Espacial Internacional cuentan con alimentos multivitamínicos, comidas envasadas y liofilizadas. Sin embargo, estas vitaminas no son suficientes para mantener una salud óptima, sobre todo si los astronautas se embarcan en misiones que duran meses o años sin envíos de reabastecimiento.

La NASA y la hidroponía

Por estas razones la NASA está buscando formas de proporcionar nutrientes de fácil absorción a sus astronautas, y la mejor forma es con frutas y verduras recién cultivadas. Sin embargo, el cómo hacerlo en el espacio es todo un reto.

Para alcanzar su objetivo, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos ha desarrollado un sistema de producción vegetal llamado 'Veggie', situado en la Estación Espacial Internacional. En este jardín, los astronautas cultivan verduras que luego consumen y también envían de vuelta a la Tierra para ser analizadas.

Sin embargo, aplicar la hidroponía como tal no tendría sentido en el espacio. La ingravidez haría que el agua fluyera y no se quedara junto a la raíz de las plantas. Por ello, desde la NASA han creado unas "almohadas" llenas de fertilizante para ayudar a distribuir entre las plantas el agua, los nutrientes y el aire y a la vez velar por unas raíces saludables.

Respecto a la luz, el programa 'Veggie', que incluye seis plantas, cuenta con un banco de emisores de luz LED sobre los cultivos. Hasta la fecha, los astronautas han conseguido cultivar con éxito tres tipos de lechuga, col china, mostaza, col rizada rusa y la flor zinnia.

Algunas de estas plantas fueron consumidas por los miembros de la tripulación, y otras muestras regresaron a la Tierra para ser analizadas. Una de las mayores preocupaciones era la proliferación de microbios dañinos en los alimentos; sin embargo, hasta el momento no se ha detectado ningún peligro y la comida ha sido segura para los astronautas.

Este proyecto, que comenzó en 2018 con la plantación de trigo enano, espera, en el futuro, poder plantar otro tipo de alimentos como tomates y pimientos. Además, la plantación de otros productos como bayas o frijoles, ricos en antioxidantes, podrían ofrecer protección a los astronautas contra la radiación espacial.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Nuestros ojos distinguen realmente alguna diferencia entre una resolución 4K y 8K?

Publicidad