Hábitos saludables

Hábitos saludables

Los 9 estilos de vida que pueden salvarte de la demencia

Más de un tercio de los casos de demencia podrían ser evitados abordando aspectos del estilo de vida. Así, una revisión realizada por The Lancet ha identificado nueve factores de riesgo potencialmente modificables relacionados con la demencia: bajos niveles de educación, pérdida auditiva de mediana edad, inactividad física, presión arterial alta (hipertensión), diabetes tipo 2, obesidad, fumar, depresión y aislamiento social. Modificando estos nueve estilos de vida, podemos alejar la demencia de nosotros.

Evitar la demencia es posible
Evitar la demencia es posible | Pixabay

Aproximadamente 45 millones de personas en todo el mundo tienen demencia y los números están aumentando: en Inglaterra y Gales se estima que 1,2 millones de personas tendrán demencia en 2040 - un 57% de aumento a partir de las cifras de 2016 cifras-. Esto se debe, en gran medida, por el hecho de que ahora vivimos más tiempo de media.

Sin embargo, el nuevo informe de la Comisión Lancet sobre la prevención, la intervención y el cuidado de la demencia subraya que la demencia no es una parte ineludible del envejecimiento y que se pueden tomar medidas para reducir el riesgo.

Para muchos de los factores, incluido el ejercicio y las actividades sociales, el mejor enfoque para reducir el riesgo de demencia aún no está claro, pero Gill Livingston, coautor del trabajo, enfatiza que todavía se pueden tomar medidas. "Tiene que ser un cambio a largo plazo hablando de ejercicio; unirse a un gimnasio durante dos semanas probablemente no ayude", dijo.

Clive Ballard, profesor de enfermedades relacionadas con la edad en la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter y también coautor del informe, agregó que la evidencia sugiere que las personas también deben tratar de seguir una dieta mediterránea, mantener un peso saludable y vigilar su presión arterial.

La depresión es uno de los factores de su aparición | Pixabay

Los resultados del estudio revelan que hasta el 35% de los casos de demencia podrían prevenirse, al menos en teoría, con un 9% relacionado con la pérdida de audición en la mediana edad, un 8% con haber dejado los estudios antes de la secundaria y un 5% por la depresión. El aislamiento social, la diabetes, la hipertensión arterial de mediana edad, la obesidad en la edad madura y la falta de ejercicio en la vida madura también contribuyeron a casos potencialmente evitables de demencia, señala el informe.

Los autores afirman que sus conclusiones destacan la importancia de la salud y el comportamiento a lo largo de la vida en el riesgo de desarrollar demencia en etapas posteriores de la vida. Sin embargo, admiten que la estimación de que más de un tercio de los casos de demencia podrían evitarse es el escenario más positivo posible.

"Creo que la cifra realista esté probablemente más cercana al 5%", aclara Ballard, aunque añadió que incluso una reducción del 5% significaría 5.000 casos de demencia menos solo en Reino Unido al año.

"No todos los factores de riesgo identificados -los 9- son fácilmente modificables; factores como una educación deficiente y el aislamiento social son increíblemente difíciles de abordar. Pero hay otros más fáciles, en particular factores cardiovasculares como bajar la presión arterial y dejar de fumar ", comenta Doug Brown, director de investigación de la Sociedad de Alzheimer.

"Aunque no es inevitable, la demencia está actualmente establecida para ser la enfermedad del siglo XXI”, sentencia.

Seguro que te interesa

Muy Interesante |@muyinteresante para @tecnoxplora | Madrid | 31/07/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.