PONE EL PILOTO AUTOMÁTICO

PONE EL PILOTO AUTOMÁTICO

¿Por qué el cerebro no necesita que prestes atención para atarte los cordones o tocar la guitarra?

Cuando divagamos el cerebro pone el piloto automático pero permanece activo. Este estado nos permite realizar tareas de manera eficiente, a veces incluso mejor que cuando las hacemos conscientemente.

Atarnos los cordones y conducir por una ruta familiar son tareas que podemos hacer inconscientemente
Atarnos los cordones y conducir por una ruta familiar son tareas que podemos hacer inconscientemente | Arek Olek I Flickr

Ciencia en TecnoXplora | @TecnoXplora | Madrid | 29/10/2017

¿Has llegado a casa alguna vez sin acordarte si quiera del camino? ¿Te has dado cuenta de que se te dan mejor algunas tareas cuando las haces sin pensar? Cuando dejamos volar nuestra imaginación y dejamos de ser conscientes de lo que tenemos entre manos, el cerebro pone el piloto automático. Pero esto no significa que se vuelva inactivo o que sea menos eficiente o rápido. Justo lo contrario.

Este modo de funcionamiento mecánico está controlado por la conocida como red neuronal por defecto (DMN, por sus siglas inglesas), descubierta por primera vez en los años '90. Ahora, un estudio publicado en 'PNAS' demuestra que esta estructura nos permite realizar ciertas acciones, como atarnos los cordones o conducir a casa por una ruta familiar, sin prestar atención.

Para comprobarlo sus autores, científicos de la Universidad de Cambridge, pidieron a 28 voluntarios que emparejaran ciertas cartas mientras monitorizaban su actividad cerebral. No les dijeron las reglas del juego, por lo que las aprendieron por su cuenta. Una vez las habían asimilado, los investigadores observaron cómo los participantes comenzaban a jugar sin pensar. Su cerebro ponía el modo automático, pero sus respuestas eran más rápidas y acertadas.

Los resultados sugieren que cuando ‘apagamos’, el piloto automático nos permite realizar tareas con razonable eficiencia sin ser conscientes. El fenómeno también explicaría por qué algunas actividades, como tocar un instrumento, pueden parecer más difíciles cuando les prestamos demasiada atención.

Además, los nodos de la DMN están más estrechamente conectados en unas personas que en otras. Cuanto mejor sea el funcionamiento de esta red, más eficiente será el modo automático del cerebro. Y es posible que incluso podamos entrenar ese motor que actúa cuando no somos conscientes.

Los participantes en otros trabajos han sido capaces de controlar su actividad cerebral cuando se les enseñaban sus escáneres en tiempo real, por lo que podría emplearse un método similar para ejercitar el cerebro y realizar mejor ciertas tareas sin tener que prestarles atención. Una pena que el mecanismo no funcione para cumplir con los encargos en el trabajo...

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.