UN MONDADIENTES LETAL

UN MONDADIENTES LETAL

Peligro cotidiano: cómo un simple palillo estuvo a punto de matar a un joven deportista

El mondadientes perforó la pared del intestino grueso del hombre de 18 años, para después insertarse en una arteria, lo que podría haber provocado una hemorragia interna y una infección en la sangre.

Los palillos entrañan un gran riesgo para nuestra salud porque, en caso de ser ingeridos, no aparecen en las radiografías u otras pruebas de imagen
Los palillos entrañan un gran riesgo para nuestra salud porque, en caso de ser ingeridos, no aparecen en las radiografías u otras pruebas de imagen | Flickr CC

No debemos bajar la guardia en ningún momento, porque los objetos más inofensivos pueden provocarnos grandes problemas de salud e incluso poner en peligro nuestra vida. Si no que se lo digan al joven atleta, cuyo nombre no ha sido revelado por los autores del informe, que viajó a Estados Unidos totalmente sano y estuvo cerca de la muerte por culpa de uno de los palillos que habitualmente utilizamos en los bares y restaurantes para pinchar la comida, o después de comer para rescatar los restos que quedan entre los dientes.

El joven no era consciente de que se había tragado un mondadientes. Durante su viaje por el oeste de Estados Unidos, comenzó a sentir náuseas, diarrea y un fuerte dolor en el abdomen, lo que llevó a visitar distintos hospitales. En el primero, los médicos realizaron un análisis de sangre y algunas otras pruebas y no detectaron nada inusual, por lo que enviaron al paciente a su hotel cinco horas después de ser ingresado. Los dolores mitigaron con el paso del tiempo, pero dos semanas más tarde el joven atleta comenzó a sentir de nuevo un dolor abdominal, con molestias en la espalda, y empezó a aparecer sangre en las heces.

Esta vez, en emergencias, detectaron que había aire y líquido en su intestino grueso. No obstante, los médicos no acertaban a identificar qué le estaba provocando estos síntomas. Le indicaron que regresara al hospital cuando volviera a casa. Ya en el Hospital General de Massachusetts, en Boston, los facultativos le dijeron que debía realizarse una colonoscopia, pero durante la preparación para la prueba, el joven comenzó a sentir fiebre y escalofríos, algo que se unía a una mayor cantidad de sangre en las heces. Las pruebas revelaron entonces que tenía una infección bacteriana en la sangre.

Pese a esos síntomas, los médicos pudieron realizar la colonoscopia y ahí fue cuando lo encontraron: un palillo de 5 centímetros que sobresalía de la pared del intestino grueso del hombre. Los profesionales sanitarios extrajeron el mondadientes con la ayuda de un endoscopio, pero se percataron de que también había lesionado una arteria, por lo que al retirar el objeto el hombre experimentó un sangrado "potencialmente mortal", según apuntaba el informe. Para detenerlo, lo llevaron al quirófano, donde practicaron una cirugía extensa con la que repararon el daño y lograron detener el sangrado.

Ciencia en TecnoXplora | @TecnoXplora | Madrid | 08/02/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.