TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

INVESTIGADORES DE LA JOHNS HOPKINS UNIVERSITI DETECTAN QUE AFECTA A LA MEMORIA Y EL APRENDIZAJE

Los golpes en el fútbol americano dañan el cerebro de los jugadores

Un estudio reciente de la universidad Johns Hopkins, en EEUU, demuestra que los jugadores de la liga profesional de fútbol americano presentan más problemas de memoria, dificultades para el aprendizaje, y muestran daños en las zonas más golpeadas.

Cómo afectan los deportes de contacto

G+J Cómo afectan los deportes de contacto

Publicidad

Muy Interesante para Cienciaxplora | Madrid
| 20.02.2015 19:17

Salvo que seas Lobezno, el personaje de X-Men, tu cráneo no es duro ni indestructible y los golpes fuertes pueden afectar a tu cerebro. Por eso, no nos parece extraño que jugadores de deportes de contacto, como los de fútbol americano, puedan tener problemas con este órgano.

Parece una conclusión de Perogrullo, pero se trata de algo realmente complicado de medir científicamente. Para comprobarlo, la Johns Hopkins University de Baltimor, en Estados Unidos, realizó un experimento con nueve exjugadores profesionales de la NFL, que habían ocupado diversas posiciones (pues no en todas se recibe el mismo número de golpes), y cuya edad oscilaba entre los 57 y los 74 años. Por otro lado, eligieron a nueve voluntarios de edades similares, ajenas a este deporte y que sirvieron de sujetos de control.

Tras analizar sus cerebros con tomografía por emisión de positrones o PET (Positron Emission Tomography, por sus siglas en inglés), pudieron analizar la presencia de una proteína que aparece en el cuerpo tras producirse un daño concreto. Mientras los individuos de control tenían poca cantidad de dicha proteína en el cerebro, los exjugadores presentaban altos niveles en ciertas partes que habían sido dañadas por los golpes.

Gracias a este escáner, pudieron ver que la mayor parte de las lesiones se concentraba en el lóbulo temporal medial, incluyendo la amígdala, una región de suma importancia en el estado de ánimo. Comprobaron igualmente que habían sufrido daños en el giro supramarginal, situado en la parte inferior del lóbulo parietal.

Por si fuera poco, los investigadores quisieron analizar si estos daños podrían haber afectado a la capacidad de memoria y aprendizaje. Para ello, les realizaron diversas pruebas y muchos de los exjugadores obtuvieron puntuaciones bajas en las de memoria, sobre todo en los ejercicios de aprendizaje verbal y memorización.

¿Y si los golpes no son tan fuertes pero sí más habituales, como ocurre en el fútbol con los remates de cabeza? Un estudio sueco dirigido por el neuroquímico Henrik Zetterberg comprobó que, incluso golpeando el balón con la testa 20 veces, no se dañaba el cerebro.

La investigación ha sido publicada en la revista científica especializada Neurobiology of Disease, y los científicos esperan que su trabajo sirva para proteger mejor a los jugadores.

En España es menos frecuente la afición al fútbol americano, pero otros deportes de contacto como el rugby o el boxeo son más populares, y todo invita a pensar que este estudio es extrapolable al daño que puede llegar a sufrir en el cerebro aquellos que lo practican.

Publicidad