Reconocer una fake new no es fácil

Reconocer una fake new no es fácil

Crean una vacuna contra las fake news

Reconocer una fake new no es fácil. Porque una falsa noticia suele estar fabricada para resultar creíble. Porque estamos tan distraídos con miles de asuntos que no discriminamos entre la información de calidad y la información basura. Porque hasta los vídeos se pueden manipular sin que se note. Porque nuestro cerebro está configurado para filtrar la información que recibimos haciendo énfasis en lo que concuerda con ideas preconcebidas e ignorando lo que contradice nuestras creencias (sesgo de confirmación). Y porque a la sesera le produce tanto placer que nos den la razón que, sin darnos cuenta, dejamos de ser objetivos. Sobre todo si nuestras neuronas liberan mucha dopamina.

Fake news
Fake news | DROG/www.fakenewsgame.org.

A grandes males, grandes remedios, han debido pensar en la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Y ni cortos ni perezosos han decidido ponerle fin a la epidemia de información falsa creando una vacuna. Una vacuna para proporcionar "inmunidad general" contra las fake news que infectan el debate público, dicen. Eso sí, sin inyecciones. Basta visitar la página web www.fakenewsgame.org (de momento, solo en inglés) y seguir unos cuantos pasos para quedar inmunizado frente a los engaños informativos. Apenas cinco minutos y, voilá!, vacuna puesta.

Al fin y al cabo, hablamos de una vacuna psicológica. Pero no por ello menos eficaz. Tal y como explican Sander van der Linden y Jon Roozenbeek en la revista Journal of Risk Research, en sus experimentos han comprobado que se puede inocular a las personas frente a la desinformación. Del mismo modo que una vacuna contra una bacteria le enseña a nuestro sistema inmune a defenderse del microbio exponiéndonos a una dosis pequeña, su "Fake news game" simula la manipulación de noticias para enseñarnos a reconocerla y rechazarla.

La estrategia no es otra que poner a los usuarios en la piel de un propagandista, desenmascarando las técnicas y motivaciones que les llevan a manipular la información. En un estudio piloto con adolescentes holandeses, los científicos comprobaron que la credibilidad que otorgaban los jóvenes a las fake news disminuyó tras "vacunarlos" con el juego. Los "anticuerpos mentales", como les llaman sus creadores, funcionaron. "Exponiéndonos a versiones desmitificadas de los argumentos falsos nos preparamos para no caer en la trampa de las fake news cuando en la vida real intentan persuadirnos de que son ciertas", aclara Van de Linden, que dirige el Laboratorio de Toma de Decisiones de la Universidad de Cambridge.

"Si sabemos cómo piensan los que intentan engañarnos, nos volvemos más resistentes a sus falacias", concluyen los investigadores británicos. "No queremos provocar un cambio de comportamiento drástico, sino poner en marcha un proceso cognitivo que nos ayude a consumir información de forma crítica", explican. Están convencidos de que su vacuna pondrá freno a la actual viralidad de las noticias engañosas. Ya sean acerca de compañías aéreas que regalan billetes de avión, políticos metidos en tal o cual escándalo, conspiraciones, bulos medioambientales o peligrosas fake news relacionadas con la salud.

Elena Sanz | @ElenaSanz_ | Madrid | 20/02/2018

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.