TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

UN PROBLEMA MÁS FRECUENTE DE LO QUE SE PENSABA

Una de cada trece mujeres admite que el sexo le resulta doloroso

Un estudio realizado por el Colegio de Higiene y Medicina Tropical de Londres en colaboración con diversas universidades británicas revela que un 7,5% de las mujeres experimenta dolor durante el acto sexual. Este problema podría estar relacionado con una mala salud sexual, física, relacional y/o mental.

Mujer experimenta dolor

iStock Mujer experimenta dolor

Publicidad

Un 7,5% de las mujeres británicas sexualmente activas admite haber sufrido dolor durante el coito. Este sorprendente dato se desprende de una investigación realizada por el Centro para la Investigación de la Salud Sexual del Colegio de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en colaboración con varias universidades del Reino Unido.

Este estudio, realizado con una muestra de casi 7.000 mujeres sexualmente activas de entre 16 y 74 años, revela que este problema, cuya denominación médica es dispareunia, es más común de lo que se creía y afecta a mujeres de todas las edades.

Aproximadamente un 25% de las participantes que aseguraron haber experimentado dolor durante el acto sexual admitía sufrir este problema siempre o muy habitualmente. Estos inconvenientes se asociaban frecuentemente a disfunciones sexuales, especialmente a sequedad vaginal, ansiedad y falta de disfrute sexual.

Mujer acurrucada en la cama
Mujer acurrucada en la cama | iStock

Según los datos del estudio, los sectores de población más afectados por la dispareunia serían las mujeres de entre 16 y 24 años, así como las mujeres de entre 55 y 64 años. En cualquier caso, los investigadores aseguran que las diferencias por edades no demostraban una tendencia especialmente llamativa.

Repercusiones médicas del estudio

Los investigadores del estudio afirman que los datos que han revelado demuestran la importancia de un control médico continuado para prevenir la dispareunia. En este sentido, consideran que se necesitan más recursos para apoyar a los especialistas clínicos, así como más naturalidad a la hora de abordar temas de la vida sexual de los pacientes.

Por otro lado, esta investigación podría derivar en usos mucho más prácticos: Los autores están convencidos de que un diagnóstico precoz de la dispareunia podría revelar la existencia de otras enfermedades en el paciente, de la misma forma que la disfunción eréctil masculina suele ser un indicador de problemas cardiovasculares en hombres.

Puedes consultar el estudio en este enlace.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Cuánto sexo es necesario para ser feliz?

Publicidad