CUESTIÓN DE TIEMPO

CUESTIÓN DE TIEMPO

Así nos cambia la vida: cuando seas un anciano te habrás convertido en otra persona

Un reciente estudio sugiere que entre la adolescencia y la vejez sufrimos cambios drásticos en nuestra personalidad después de haber analizado las variaciones experimentadas por individuos entre los 14 y los 77 años.

Lucía Caballero | @Lulucille_ | Madrid | 23/02/2017

Nuestra personalidad cambia radicalmente entre la adolescencia a la vez
Nuestra personalidad cambia radicalmente entre la adolescencia a la vez | Dominio público

El cuerpo humano cambia a medida que ganamos años. Si miras fotografías de cuando eras niño, verás que tu rostro ya no es el mismo, ni tu cuerpo... Pero tampoco tu mente, que ha evolucionado desde entonces. A medida que pasa el tiempo, no sólo se transforma nuestra apariencia física, sino también el modo en que pensamos y actuamos.

Un reciente estudio sugiere que nuestra personalidad cambia tanto desde la adolescencia a la vejez que, cuando alcanzamos esta última, apenas somos las mismas personas. Sus autores, un grupo de científicos de la Universidad de Edimburgo, han evaluado el grado en que nuestra personalidad sufre modificaciones a lo largo de la vida para poder corroborarlo.

Así, han partido de los resultados de una encuesta sobre salud mental anterior, elaborada en 1947, que analizaba diferentes rasgos de personalidad en más de un millar de adolescentes escoceses de 14 años. Un equipo de profesores les pidió que completaran diferentes cuestionarios que abordaban aspectos como la seguridad en sí mismos, la estabilidad emocional, la perseverancia, la creatividad, la conciencia y su deseo de destacar.

Finalmente, utilizaron todos los parámetros obtenidos para condensarlos y establecer puntuaciones en una sola variable a la que llamaron “indicador de confiabilidad”, algo comparable a la conciencia -un rasgo que engloba rasgos relacionados con la responsabilidad, determinación y escrupulosidad-.

Más de 40 años después, los investigadores de la Universidad de Edimburgo decidieron contactar con el mayor número posible de las personas que participaron en aquel estudio para analizar cómo habían cambiado desde su adolescencia. Afortunadamente, consiguieron hablar con más de la mitad de ellas, aunque sólo una tercera parte accedió a ser evaluada de nuevo.

Hay rasgos de la personalidad que persisten si consideramos solo unas pocas décadas | Dominio público

Las diferencias con el pasado

La edad de los individuos que accedieron a participar en el nuevo trabajo rondaba los 77 años. Esta vez, tuvieron que responder preguntas para evaluar seis rasgos de personalidad diferentes y elegir a algún amigo o familiar que hiciera lo mismo. Los expertos han englobado de nuevo los resultados en una única puntuación de la variable confiabilidad.

Los investigadores esperaban encontrar ciertas características que se hubieran mantenido estables durante estas décadas. Sin embargo, cuando compararon las cifras obtenidas en los años 40 y en la actualidad, se llevaron una sorpresa: no encontraron ninguna relación significativa. Esto quiere decir que los rasgos de personalidad eran extremadamente distintos para una misma persona.

Para asegurarse, realizaron otro análisis más exhaustivo de los datos con un modelo matemático que tenía en cuenta los posibles sesgos en los resultados. Aunque hallaron una ligera relación en características como la responsabilidad y la estabilidad emocional, no encontraron nada con respecto a otras variables.

Los resultados son sorprendentes debido a que otras investigaciones previas han detectado que la personalidad se mantiene estable entre la niñez y la edad adulta, así como de esta última a la vejez. No obstante, los autores de la investigación sugieren que las diferencias con estos otros trabajos podrían deberse a que tienen en cuenta periodos cortos de tiempo, mientras ellos han considerado un intervalo más amplio.

A pesar de que hacen falta nuevas investigaciones y con más participantes para confirmar sus conclusiones, los hallazgos coinciden con los de otro estudio realizado en 2014 en Alemania. Este trabajo, en el que colaboraron más de 23.000 sujetos, demostraba que las personas mayores podían experimentar cambios en su personalidad tan acusados como los jóvenes. De hecho, un 25% de los participantes sufrieron un cambio radical de personalidad después de los 70 años.

Todavía se desconocen los motivos exactos que conducen a estas modificaciones en la personalidad, pero los resultados de estas investigaciones dejan claro que, por mucho que nos resistamos, los años nos cambian por dentro y por fuera.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.