TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

TIENE MUCHO QUE DECIR DE NUESTRA SALUD

Un apretón de manos puede predecir el riesgo de ataque cardiaco

El modo de estrechar las manos es un mejor indicador del riesgo cardiovascular y otros detalles de tu salud que la presión arterial.

Si un apretón de manos es fuerte puedes tener mejor salud

leo-gruebler en Flickr bajo licencia CC Si un apretón de manos es fuerte puedes tener mejor salud

Publicidad

Evaluar la fuerza con la que se da un apretón de manos puede ser un modo sencillo y barato de medir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, según un nuevo estudio canadiense. Valorando la fuerza de agarre de un individuo se puede identificar si puede padecer enfermedades graves, como insuficiencia cardiaca o ictus.

Tener poca fuerza muscular siempre se ha relacionado con la enfermedad, una muerte temprana o con personas con diversidad funcional, pero hasta el momento no se había indagado si esto podría ser utilizado para indicar la salud de nuestro músculo más importante.

Según los investigadores, esta prueba de agarre puede ser ofrecer una mejor predicción que la habitual, el control de la presión arterial sistólica: ejercer poca fuerza está relacionado con una supervivencia más corta y un riesgo mayor de ataque al corazón o derrame cerebral.

El estudio, publicado en 'The Lancet', recoge las conclusiones de seguir durante cuatro años a más de 139.000 adultos de edades comprendidas entre los 35 y 70 años en 17 ciudades. Con un dinamómetro de empuñadura se midió la fuerza máxima ejercida por cada persona al apretar un objeto con sus manos.

La primera conclusión es que cada vez que descendía cinco kilogramos la fuerza del apretón aumentaba un 16% el riesgo de muerte por cualquier causa y, concretamente, aumentaba un 17% más de riesgo de muerte por alguna enfermedad del corazón. Las subidas más modestas se detectaron en la posibilidad de sufrir un ataque al corazón (7%) o un derrame cerebral (9%).

Estos datos se mantenían incluso cuando se tenían en cuenta otros factores que pueden afectar al funcionamiento del corazón o al índice de mortalidad, como la edad, el trabajo, la masa corporal, la actividad física y el consumo de alcohol y tabaco. Eso sí, influyen la talla y el peso, por lo que las diferencias étnicas deben ser tenidas en cuenta al evaluar el apretón.

Estas son las principales conclusiones del estudio, aunque tal como señala una especialista a 'The Telegraph', “no explican la relación entre la fuerza de agarre y las enfermedades cardiovasculares”, por lo que aún queda por determinar si es un biomarcador decisivo a seguir rutinariamente en el envejecimiento.

Lo positivo es que es una prueba fácil de hacer, muy barata y que podría ser una prueba muy útil para estudiar el riesgo de diversos grupos de población de forma separado.

Por otra parte, también se debe estudiar si mejorando este apartado físico se puede mejorar la salud del corazón. Lo que queda claro es que estrechar la mano puede ser un gesto que indique algo más que buena educación y cortesía.

Publicidad