CURIOSIDADES DEL MUNDO ANIMAL

Cómo perciben los animales cómo nos sentimos

Los animales pueden identificar cómo nos sentimos gracias a nuestros gestos faciales y nuestro tono de voz. Así lo han demostrado varias investigaciones.

Eñe

Publicidad

Los animales pueden reconocer nuestras emociones. De hecho, también pueden identificar algunos trastornos como la ansiedad y el estrés, tal y como recoge un estudio, a través de su olfato.

Y es que, en general, son capaces de saber cómo nos sentimos en todo momento, sobre todo si se trata de nuestras mascotas. Así lo ha demostrado otro estudio realizado por la Universidad de Lincoln en Reino Unido y de Sao Paulo en Brasil.

El documento se basó en analizar el comportamiento de los perros hacia el estado anímico de una persona simplemente con las expresiones faciales y el tono de voz. A pesar de que la conclusión fue que existe una conexión emocional entre especies, otras investigaciones también han aportado más datos a estos.

Los perros reconocen las emociones humanas

Perros y humanos
Perros y humanos | Pixabay

Los perros, por tanto, pueden leer e interpretar las emociones y sentimientos de los humanos. Este hecho tiene un enorme valor adaptativo, pues esa capacidad de responder y reconocer estas señales por parte de sus dueños, tiene beneficios de actitud biológica tanto para ellos como para sus mascotas.

Para que los canes tuvieran una percepción más solida de las emociones de los humanos que participaron en dicho estudio, éstos vinculaban los gestos faciales con los sonidos vocalizados. Los gestos faciales son un importante canal de transmisión de información afectiva en una gran variedad de especies.

Más investigaciones que respaldan el estudio

Conocer la forma en que nuestras mascotas y animales interactúan con los humanos, es algo que verdaderamente ha sido estudiado por la curiosidad de los investigadores.

Por ello, en otros estudios se demuestra que la transmisión de emociones se produce por factores como la emisión de hormonas como la oxitocina, que se observó que estaba ligada al vínculo y experiencias vividas con la mascota, la activación de determinadas neuronas y cambios en nuestro olor corporal.

Todos estos hallazgos se encuentran, por ejemplo, en el estudio realizado por el National Library of Medicine. En él se comprobó que las concentraciones de oxitocina se correlacionaron positivamente con el contacto físico con sus dueños. Por ello, este tipo de animales muestran un menor miedo y una mayor disposición a interactuar con humanos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Los perros lloran más cuando ven a sus dueños, según un estudio

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad