TecnoXplora » CienciaXplora

DIFERENCIAS ENTRE SEXOS

Por qué los ciclos circadianos de hombres y mujeres podrían ser diferentes

Aunque el cerebro dirige el proceso, todo el organismo regula en conjunto los ciclos de sueño y vigilia en animales y humanos. Factores como las hormonas podrían estar detrás de diferencias entre sexos encontradas en diferentes estudios.

El reloj interno de mujeres y hombres podría funcionar de forma un poco distinta

Visualhunt El reloj interno de mujeres y hombres podría funcionar de forma un poco distinta

Publicidad

Mientras que algunas personas son más productivas por las mañanas y pierden pila al caer la noche, otras ganan actividad cuando el sol se oculta y prefieren (si pueden) dormir hasta tarde al día siguiente. Sin embargo, esto último es, teóricamente, contrario a los ciclos circadianos normales de nuestra especie.

Nuestro organismo funciona de acuerdo con un reloj interno que se ajusta, entre otros factores, en función del ciclo de luz y oscuridad diario. Pero los engranajes parecen no ser exactamente iguales para todos los individuos. Según un estudio publicado recientemente, este mecanismo podría variar entre hombres y mujeres debido a diferencias en el sistema biológico que lo regula.

El papel de las hormonas

De acuerdo con el reciente trabajo ( y algunos otros) las mujeres tienden a preferir las mañanas y tolerar mejor las alteraciones nocturnas que los hombres. Los autores del estudio sugieren que este patrón femenino podría ser una adaptación biológica para poder alimentar a los bebés sin sufrir efectos negativos por la posible falta de sueño.

Si bien existen pocos estudios que ahonden en las razones para estas diferencias en humanos, las investigaciones realizadas en animales sugieren que las hormonas podrían ser en gran parte responsables.

Los estrógenos, una de las principales hormonas femeninas, se producen en los ovarios y las glándulas suprarrenales y son responsables, entre otras cosas, de regular el ciclo menstrual y la ovulación. Estas moléculas, según se ha descubierto, son sensibles a la luz.

Algunos estudios han demostrado que cuando se suprime la producción de esta hormona en roedores hembras, se muestran menos reactivos a la luz. Los animales que tienen estrógenos son más proclives a despertarse debido a la luminosidad, incluso cuando deberían estar dormidos.

Los estrógenos son sensibles a la luz | Pixabay

Según esta hipótesis, si lo mismo ocurre en los humanos, esto significaría que las mujeres tendrían problemas, por ejemplo, para dormir por las mañanas (a causa, por ejemplo, de turnos en el trabajo). Per sería útil en el caso de necesitar adaptarse a un huso horario diferente.

Sin embargo, otras investigaciones sugieren que las mujeres se adaptan peor que los hombres a las alteraciones en sus ritmos circadianos. Por tanto, se necesitan más estudios experimentales tanto en humanos como en animales para poder asegurar definitivamente que el género cumple algún papel en las diferencias entre individuos.

Variaciones también entre el mismo sexo

Además de los estudios centrados en encontrar diferencias relacionadas con el sexo, existen investigaciones que buscan identificar y explicar variaciones entre individuos del mismo sexo.

Los autores de uno de estos trabajos, publicado este verano, observaron los efectos en las funciones cognitivas y la plasticidad cerebral en roedores machos sometidos a ciclos de luz y oscuridad similares a los de turnos de trabajo. Así, encontraron diferencias en la reacción y adaptación de los animales, incluso en los de la misma edad.

Los investigadores detectaron variaciones tanto en la capacidad de los roedores para permanecer despiertos durante un turno de noche como en su capacidad para poder llevar a cabo ciertas pruebas al día siguiente.

Los expertos también midieron su temperatura corporal, pues es un indicativo del punto del ciclo circadiano en el que se encuentra el organismo. La temperatura de los roedores que tuvieron mejor desempeño al día siguiente señalaba que su reloj biológico estaba estable a pesar no haber dormido la noche anterior.

No cabe duda de la importancia de dormir suficientemente para rendir durante las horas de vigilia. Pero disponer de un reloj interno capaz de permanecer estable a pesar de las posibles alteraciones del sueño y de los ciclos de luz y oscuridad también es un factor relevante para adaptarse a estas condiciones y funcionar adecuadamente.

Publicidad