TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

QUIEREN RECICLAR 1,5 LITROS DE PIS AL DÍA

La NASA convertirá la orina de los astronautas en agua potable y electricidad para viajar a Marte

Un equipo de científicos de la Universidad de Puerto Rico colaboran con la NASA para convertir la orina en agua potable y electricidad para abastecerlos en los viajes espaciales largos, como el previsto a Marte. Así, cada astronauta podría reciclar unos 1,5 litros de pis cada día.

Simulacro de la misión de colonización de Marte

NASA Simulacro de la misión de colonización de Marte

Publicidad

“La orina es principalmente agua y eso es un recurso muy valioso en el espacio. Si nuestras pruebas de laboratorio tienen éxito, los futuros viajeros espaciales podrían reciclar de manera más eficiente su propia orina”, explicaron en un comunicado los científicos de la Universidad de Puerto Rico.

Este equipo de investigadores colaborarán con la NASA en la transformación de orina en agua potable y electricidad en gravedad cero para así abastecer a los astronautas en futuros viajes espaciales, como el previsto por la agencia espacial estadounidense a Marte.

Su proceso para transformar la urea en energía, mediante osmosis, lograría no solo el reciclado del pis para que la beban los astronautas, sino también la generación de electricidad complementaria para el día a día de la nave espacial.

Actualmente, los astronautas reciclan solo el 85% de su orina mediante procesos de filtrado. Con estas nuevas investigaciones, este porcentaje llegaría al 100%, según las estimaciones de la universidad puertorriquense.

El equipo científico a cargo de estas investigaciones aseguró que este procedimiento conseguiría un importante ahorro energético y presupuestario. Cada vez que la Estación Espacial Internacional (EEI) requiere de abastecimiento de alimentos, agua y energía supone un coste de unos 33.000 dólares (24.166 euros) por kilo enviado al espacio, afirman en su comunicado.

Sin embargo, aún está por comprobar si el sistema de transformación de pis cubrirá las necesidades de las tripulaciones espaciales, teniendo en cuenta que las cantidades de urea en la orina son limitadas para lograr electricidad a gran escala.

Publicidad