TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

DESCUBRE OTROS CUERPOS EN LA GALAXIA

Más allá de Marte: cinco lugares que todo explorador espacial querría visitar

Aparte del planeta rojo, que suele copar toda la atención, otros objetos espaciales como Venus, el asteroide Ceres o la luna Europa tienen características de gran interés científico.

Otros planetas y lunas del sistema solar todavía han sido poco explorados

Fuente: NASA Otros planetas y lunas del sistema solar todavía han sido poco explorados

Publicidad

El agua en Marte, la vida en Marte, la atmósfera de Marte, los futuros asentamientos humanos en Marte. No hay duda de que, por sus características, cercanía y parecido con la Tierra, el planeta rojo atrae la atención de los medios, las agencias espaciales y los científicos. El gran esfuerzo investigador empleado en conocer más sobre nuestro vecino carmesí hace que casi cada día podamos leer noticias sobre nuevos hallazgos.

Sin embargo, hay vida (todavía no sabemos si literalmente) más allá de Marte. Aunque no tan mediáticos ni explorados, existen otros cuerpos de nuestra galaxia que bien merecen el mismo o incluso mayor reconocimiento y estudio que el planeta rojo.

Imagen del intrigante cráter Occator de Ceres tomada por la sonda Dawn
Imagen del intrigante cráter Occator de Ceres tomada por la sonda Dawn | Fuente: NASA

Ceres

El mayor asteroide del sistema solar es tan grande que se considera un planeta enano. Su geología es especialmente rica y diversa: además de tener una atmósfera, una corteza con abundante hielo y posibles océanos salados subterráneos, alberga criovolcanes (volcanes de hielo) que escupen agua helada y sales.

La misión más importante dedicada a su estudio fue la nave Dawn de la NASA, que viajo hasta Ceres en 2015 y se mantuvo en su órbita recogiendo datos hasta 2018, cuando se quedó sin combustible. Un grupo internacional de científicos propone un nuevo acercamiento para explorar uno de sus cráteres como parte del programa de misiones científicas Cosmic Vision de la ESA.

Recreación de Júpiter y su luna Europa
Recreación de Júpiter y su luna Europa | Fuente: NASA/JPL-Caltech

Europa

La cuarta mayor luna de Júpiter es uno de los mejores lugares del sistema solar para buscar vida extraterrestre. Podría contener un mar de agua líquida y caliente bajo su superficie y, aunque sus condiciones son un poco extremas, podría albergar organismos vivos de la misma forma que las aguas termales en la Tierra.

La misión Galileo, que orbitó Júpiter entre 1995 y 2003, aportó valiosa información sobre Europa. Pero los hallazgos que revelan su importancia desde el punto de vista astrobiológico ponen de manifiesto la necesidad de nuevas exploraciones. Ya hay dos misiones programadas: el explorador de la luna helada de Júpiter de la ESA (JUICE, por sus siglas en inglés) que partirá en 2022 y Clipper, de la NASA, prevista para 2024.

Simulación del planeta Venus
Simulación del planeta Venus | (Fuente: NASA).

Venus

El segundo planeta del sistema solar en cercanía al astro rey es muy similar a la Tierra, tanto en tamaño como en composición geológica e historia. Sus condiciones actuales, sin embargo, no se parecen a las de nuestro planeta: su atmósfera contiene un 96% de dióxido de carbono y las altas presiones (equivalentes a encontrarse a más de 900 metros bajo el agua) y temperaturas (superan los 450ºC) de su superficie lo convierten en un mundo inhóspito.

Las peculiares características de Venus dificultan su estudio. Las nubes de ácido sulfúrico que lo rodean impiden la observación espacial y el calor y presión extremas destruirían cualquier aparato electrónico. Por estas razones, el radar ha sido la única tecnología útil para su exploración.

Para ampliar la información aportada por las misiones Venus Express de la ESA (lanzada en el 2005) y Vega, de la Unión Soviética (1985), se han propuesto diferentes programas espaciales durante los últimos años. Ejemplos de estos proyectos son DAVINCI+ y VERITAS, candidatos a recibir financiación de la NASA.

La superficie de Plutón, capturada por New Horizons
La superficie de Plutón, capturada por New Horizons | Fuente: NASA/JHUAPL/SwRI

Plutón

La superficie del actualmente considerado planeta enano contiene un 98% de nitrógeno líquido y está surcada por montañas de hielo. Tiene una fina atmósfera que incluye metano y los datos recabados por la misión New Horizons de la NASA sugieren que su superficie podría contener moléculas orgánicas (ingredientes para la vida).

Estudiar las condiciones del excéntrico Plutón, que muestra una gran variedad de colores, supone una oportunidad para conocer más sobre el cinturón de asteroides de Kuiper, del que forma parte. La nave New Horizons de la NASA fue la primera (y la última hasta el momento) en acercarse al planeta enano.

Saturno y su luna Titán, con algo más 5000 kilómetros de diámetro
Saturno y su luna Titán, con algo más 5000 kilómetros de diámetro | Fuente: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Titán

La segunda luna más grande de Saturno no tiene mucho que envidiar a Europa. Es el único satélite natural del sistema solar con una atmósfera rica en nitrógeno como la terrestre y en albergar lagos de metano. Según los expertos, estas condiciones podrían dar lugar a la formación de compuestos orgánicos e, incluso, de alguna primitiva forma de vida.

Sin embargo, todavía no se han comprobado con exactitud las condiciones de habitabilidad de Titán. La misión Cassini ha aportado los datos más valiosos hasta ahora sobre la atmósfera y la superficie de esta misteriosa luna. La NASA espera obtener más detalles con la misión Dragonfly, programada para el 2026.

Publicidad