TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

EXOTICA CATALOG

La lista de rarezas del universo donde buscar vida extraterrestre

Investigadores del instituto SETI para buscar indicios de vida extraterrestre han elaborado un catálogo de fenómenos espaciales raros, como la galaxia NGC 247, que tiene un misterioso vórtice oscuro todavía sin explicación científica.

Publicidad

Cuando los astrónomos descubren nuevos fenómenos en el universo sin explicación conocida, es común que surjan teorías sobre su relación con vida inteligente extraterrestre. Un ejemplo reciente es la estrella de Tabby, que muchos identificaron con una estructura alienígena antes de que se descubriese su verdadera naturaleza.

A pesar de que muchas de esas hipótesis pecan de estrafalarias y de que suele acabar apareciendo una explicación para los enigmas cósmicos, estudiar aquellos todavía por descifrar podría ser una vía para buscar signos de vida. Así lo plantean investigadores del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI), que han elaborado una extensa lista de rarezas y misterios espaciales por resolver.

El Exotica Catalog, como la han bautizado, recoge más de 800 fenómenos astronómicos divididos en tres categorías: los únicos, los superlativos (los mayores, los más calientes, los más lejanos, etc.) y los anómalos. Esta última sección recoge los descubrimientos más raros e inexplicables del universo, desde planetas hinchados a asteroides interestelares, pasando por ráfagas de ondas de radio procedentes de más allá de la Vía Láctea.

El catálogo forma parte de la iniciativa Breakthrough Listen, el mayor proyecto del SETI hasta la fecha. El programa, que tiene como objetivo buscar signos de tecnologías creadas por seres inteligentes, ha recibido recientemente financiación de la NASA.

“No tenemos evidencias de vida tecnológicamente activa en ninguna otra parte del universo. Así que no queremos relacionarla inmediatamente con cualquier fenómeno astronómico descubierto. Pero al mismo tiempo, uno no puede negar la posibilidad de que ocurra”, ha señalado Andrew Siemion, investigador principal de Breakthrough Listen.

De megaestructuras extraterrestres a vórtices galácticos

Uno de los objetos recogidos en el catálogo es la galaxia WISE J224436.12, reconocida como candidata a albergar una civilización extraterrestre. La característica más extraña de esta formación es que despide una intensa luz roja que los científicos no pueden explicar (al menos, de momento). Algunas hipótesis aventuran que podría tratarse de una megaestructura alienígena.

Imágenes de la galaxia WISE J224436.12. | Mullan et al. (2015) / The Astrophysical Journal Supplement Series

Otro de los fenómenos de la lista es la estrella de Przybylski, detectada en 1960 y bautizada en honor a su descubridor, el astrónomo Antoni Przybylski. El astro, con cuatro veces la masa del Sol y una superficie miles de grados más caliente, tiene unas características químicas muy singulares.

Cada elemento químico deja una huella diferente en el espectro electromagnético, es decir, se comportan de manera diferente ante la luz. Estudiando estas variaciones en el brillo de la estrella, su descubridor y otros investigadores han detectado la presencia de más de 15 elementos raros terrestres y la mayoría de los actínidos (elementos radiactivos como el plutonio). Elementos que deberían haberse desintegrado durante la vida del astro.

Algunas posibles explicaciones son que un campo magnético o la radiación podría mantener los elementos en la superficie, o bien que la estrella podría haberse impregnado de los componentes de alguna nube interestelar. Sin embargo, hay quien sugiere que los elementos radiactivos podrían ser fruto de una civilización que habite sus planetas.

Imagen de la galaxia NGC 247, una de las más cercanas a la Vía Láctea, también en Exotica Catalogue. | Fuente: ESO

Pero uno de los fenómenos más enigmáticos del Exotica Catalog es NGC 247, una galaxia en espiral relativamente cercana que presenta un misterioso agujero o vórtice oscuro en un lado de su disco, poblado por menos estrellas de lo normal. Una hipótesis planteada por el SETI es que una posible civilización alienígena avanzada podría estar recolectando la energía de las estrellas utilizando una estructura esférica que las ocultaría a nuestra vista.

Brian Lacki, autor principal del Exotica Catalogue, advierte que “muchos descubrimientos en astronomía no fueron planeados. Algunas veces, se ha perdido un gran descubrimiento porque nadie buscó en el lugar adecuado, porque nadie pensó que podrían encontrar algo allí”. Por eso el investigador y sus colegas del SETI quieren mirar, incluso, en los rincones más extraños del universo conocido.

Publicidad