El verano es el momento perfecto para disfrutar de las lluvias de estrellas y en el mes de julio tiene lugar una de las grandes lluvias de estrellas del año: Delta Acuáridas.

A pesar de que esta lluvia de meteoros tiene lugar del 12 de julio al 23 de agosto, su momento de máxima visibilidad se produce la noche del 29 al 30 de julio. Si eres un amante de las lluvias de estrellas no te puedes perder este acontecimiento. Aprovecha las vacaciones, tanto si estás en la playa como en la montaña, y túmbate en un lugar alejado de la contaminación lumínica de las ciudades para poder disfrutar de este fenómeno.

Si no quieres perderte ni una de estas estrellas, mantén los ojos bien abiertos sobre medianoche o antes de que amanezca, porque pasan a una velocidad aproximada de 15.000 kilómetros por hora. Además, se prevé que haya entre 20 y 25 estrellas fugaces por hora.

¿De dónde viene su nombre?

Se cree que las Delta Acuáridas son originarias del cometa 96p-Machholz y su nombre se lo deben a la constelación de Acuario, donde tiene lugar su punto más radiante. Por este motivo, las Delta Acuáridas se ven mucho mejor desde el hemisferio sur.

Este cometa fue descubierto en el año 1986 en pico de Loma Prieta (California) por Donald Machholz, un astrónomo aficionado que se percató de su existencia utilizando unos binoculares de 130 milímetros.

El cometa 96p-Machholz tiene una particularidad y es que se aproxima al Sol mucho más que el resto de los cometas de periodo corto, a una altura de unos 16 millones de kilómetros. Situándose más cerca aún que la órbita de Mercurio. Este cometa completa su órbita alrededor del Sol aproximadamente cada cinco años. En este vídeo puedes observar cómo fue captado acercándose al sol en el año 2017.

 

Cuando este cometa atraviesa nuestra atmósfera se desintegra desprendiendo unos meteoros que van dejando tras de sí un rastro. Esta huella que dejan son las famosas “colas” de las estrellas fugaces. Están formadas por gas ionizado y se mantienen ardiendo incluso segundos después de que el meteoro desaparezca.

En cuanto a la constelación de Acuario, se trata de la décima más extensa ya que cubre más del 2,3% del cielo nocturno. Incluye 56 estrellas que pueden observarse a simple vista y simboliza el flujo del agua. Los sumerios le dieron este nombre debido al dios An, que derrama el agua de la inmortalidad sobre la Tierra.

Lluvias de estrellas en agosto

La lluvia de estrellas más famosas de agosto son las Perseidas, también conocidas popularmente como las 'lágrimas de San Lorenzo' por tener su pico de máxima visibilidad sobre el 10 de agosto, fecha en la que se celebra este santo.

Junto con las Perseidas y las Cuadrántidas de enero, las Gemínidas son una de las lluvias más activas del año | Wikimedia Commons

Las Perseidas son las lluvias de estrellas más esperadas del verano, ya que se trata de las más visibles. Sin embargo, este coincide con la fase de la luna llena, por lo que su visibilidad se verá reducida en torno a un 75%, según la International Meteor Organization (IMO).

Aun así, las Perseidas siguen siendo las mejores para disfrutar de una buena lluvia de estrellas. Sólo tendrás que estar pendiente de observarlas en dirección opuesta a la luna para localizar con mayor precisión estos meteoritos. No obstante, si no quieres arriesgarte a quedarte sin estrellas a las que pedir deseos este verano, no te pierdas las Delta Acuáridas.