Llega la lluvia de estrellas más esperada de todo el verano: las perseidas. A pesar de que su punto de máxima visibilidad tendrá lugar en esta madrugada entre el 12 y 13 de agosto, este año disfrutar de ellas va a ser más complicado debido a la fase en la que se encuentra la Luna. Si estás en plena ciudad o tienes mucha contaminación lumínica, desde aquí podrás seguir las 'Lágrimas de San Lorenzo' sin problemas. A partir de las 00:15 en España peninsular, 23:15 en Canarias y 1:15 en Marruecos ciudad desde donde sky-live.tv emitirá a través de streaming como el cielo se llena de estrellas fugaces.

 

Se llaman Perseidas o 'Lágrimas de San Lorenzo' porque suelen coincidir con la celebración de este santo, pero ¿cuál es su verdadero origen?

El origen de las perseidas

Las perseidas se conocen comúnmente como lluvia de estrellas, sin embargo, no lo son realmente. Se tratan de pequeñas partículas de polvo que el cometa Swift-Tuttle, descubierto en el año 1862, deja tras su paso por el Sistema Solar cada 133 años.

Debido al calor procedente del Sol, se desprenden esas pequeñas partículas, normalmente del tamaño de un grano de arena. Esta nube de partículas de polvo (conocidas como meteroides) se va desintegrando cuando la Tierra orbita cerca de ellas sobre la radiante de Perseo. Estas penetran la atmósfera a gran velocidad, lo que provoca que cada año podamos disfrutar de esas estelas luminosas que tanto ansiamos ver, los meteoros.

Estos meteoros suelen tener un diámetro aproximado de 26 kilómetros de diámetro, convirtiéndose así en los objetos de mayor tamaño que se acercan de manera periódica a la Tierra.

El protagonismo de la Luna

A pesar de que las perseidas son la lluvia de meteoros con mayor visibilidad, este año se encuentran con una complicación: la Luna.

Las perseidas coinciden este año con la fase de la Luna llena, por lo que su visibilidad se verá reducida en torno a un 75%, según la International Meteor Organization (IMO).

La Luna llena hará que la visibilidad de las perseidas se reduzca un 75% | Peter de Vink from Pexels

Según Preston Dyches, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, de esta forma los meteoros atravesarán un cielo con una Luna un 14% más grande y un 30% más brillante, por lo que los más tenues no se podrán ver. La actividad de las Perseidas suele ser de unos 100 meteoros por hora (ZHR o tasas horarias cenitales), sin embargo, debido a la luminosidad de la Luna, se podrán vislumbrar tan sólo una docena por hora.

La mejor manera de verlas

Las perseidas tendrán su punto de mayor visibilidad durante las noches del 12 y 13 de agosto. Sin embargo, estas llevan desde el 17 de julio iluminando fugazmente el cielo y lo harán hasta el día 24 de agosto.

Según el Instituto de Astrofísica de Canarias, la mejor hora para verlas serán las 6:58 UT del 13 de agosto, es decir, justo antes de que amanezca y con la Luna ya puesta. Preston Dyches de la NASA recomienda para identificarlas mejor que se mire en dirección al este y hacia arriba.

Como siempre, y en esta ocasión más que nunca, intenta buscar un sitio para ver la lluvia de meteoros que se encuentre lo más alejado posible de la contaminación lumínica. Además, es un plan perfecto para disfrutarlo en familia haciendo una pequeña excursión a la playa o al campo.

Perseidas | Pixabay

Desde el Instituto de Astrofísica de Canarias proponen contar todos los meteoros que veamos, al menos durante media hora, y enviarles estos datos mediante una app para que así puedan llevar un registro y realizar una estimación de la cantidad de meteoros que han pasado.

Este año nadie tiene excusa para perderse las perseidas, ya que desde Tecnoxplora estaremos haciendo un seguimiento en directo.