Desde que empezó el coronavirus y el confinamiento en multitud de países de todo el mundo, las apps de videoconferencia han disparado su uso por cuestiones personales y, también, de teletrabajo. Y de todas esas soluciones, es Zoom la que mejor ha encajado en las necesidades que tienen trabajadores, empresas, organismos públicos e instituciones.

El problema llegó cuando se descubrieron una serie de fallos de seguridad, filtraciones de información a terceros y, coronando todo, un flujo de datos que pasaban por servidores chinos aunque ningún participante en la videoconferencia viviera allí. Y no hará falta que os recordemos lo ocurrido en los dos últimos años a cuenta de la guerra comercial entre EE.UU. y China, y las reticencias (en cuestiones de seguridad) de la Administración Trump por todo lo que tiene que ver con el país asiático.

Videollamadas individuales o en grupo con Zoom | Zoom

Con todo esto sobre la mesa era normal que desde Zoom, primero, pidieran disculpas por esos problemas encontrados y, segundo, corrieran a cerrar todos los agujeros esperando no perder la cuota de mercado que les ha llevado hasta el primer puesto. Por encima de apps desarrolladas por Apple, Google o Microsoft. Ahora, por fin, llegan noticias de que ese rumbo han empezado a corregirlo.

Adiós a pasar por China

De esta manera, Zoom ha anunciado en su blog que los datos de todas sus llamadas ya no pasarán por servidores de China. En ese sentido, afirman que "los equipos de ingeniería de Zoom continúan implementando características de seguridad mejoradas para la plataforma [...] desde el 18 de abril, los administradores de Zoom" podrán "optar por no participar o entrar en regiones específicas del centro de datos con respecto a los datos en tránsito". Es decir, que los administradores de las salas de chat podrán seleccionar la región "en la Configuración de la cuenta. Si no opta por China antes del 25 de abril de 2020, su cuenta no podrá conectarse a China continental para el tránsito de datos".

Como podéis comprobar, permitir que los datos de vuestras videoconferencias pasen por China se transforma en una opción que debemos aceptar expresamente o, de lo contrario, Zoom se aprovechará de infraestructuras en otros países menos problemáticos (para los intereses de los de Eric Yuan). Este consentimiento tendrán que realizarlo expresamente los usuarios antes del próximo sábado 25 de abril.

Ahora bien, ¿qué ocurre si un administrador no quiere que los datos de su reunión pasen por China pero tenemos a un participante de esa zona? Desde la app avisan de que se podrían producir algunos problemas de "latencia o rendimiento" en el tráfico generado de reuniones y seminarios web, no tanto en el caso de Zoom Phone: "Esta función de opción de centro de datos está diseñada para darle más control sobre sus datos e interacción con nuestra red global, y no afecta a ninguna ubicación de datos en reposo". Es por eso que "El almacenamiento de archivos a largo plazo siempre se encuentra en la región del centro de datos de su hogar". Información, por cierto, que podemos consultar en el panel de Zoom dentro del centro de datos al que se conecta un cliente.