Son cosas que son incomprensibles pero que ocurren y es que, a pesar de que Windows tiene a sus espaldas casi 35 años, nunca ha tenido una herramienta específica para recuperar archivos previamente borrados. ¿O acaso nunca habéis eliminado de manera permanente de la papelera fotos, vídeos, textos o cualquier otra cosa son daros cuenta? O en los viejos tiempos, cuando en MS-DOS, alguien tecleaba en el directorio raíz de la unidad C: aquello de "del *.*".

Es precisamente para esos dramáticos momentos por los que existen esas herramientas de recuperación de datos eliminados que podemos descargarnos pero siempre, como un recurso ajeno al sistema operativo, a través de empresas y servicios especializados. El problema de esas soluciones es que, aunque son efectivas y dan buenos resultados, son de complicado acceso por parte de los usuarios menos expertos, lo que les condena en muchas ocasiones a no tener forma de recuperar esa información.

Aplicación nativa de Windows

El caso es que en las últimas horas se ha conocido que Windows 10 va a estrenar en una próxima actualización, una herramienta de recuperación de datos borrados, algo que como os decimos no se comprende que no estuviera presente en el OS de Microsoft desde hace mucho tiempo. Seguramente, desde la explosión de aquel Windows 95 que marcó el inicio de su actual reinado.

Según algunos de los expertos que han tenido acceso a esos planes de Microsoft, esta herramienta será capaz de recuperar los datos de discos duros locales, así como de otras unidades extraíbles (USB, tarjetas, etc.) que tengan formatos NTFS, FAT, exFAT o ReFS. Por lo que tendremos asegurada un 100% de efectividad sobre cualquier tipo de almacenamiento que tengamos instalado en nuestro ordenador.

Disco duro | Agencias

Hay que recordar que los datos del ordenador no se borran completamente cuando realizamos una eliminación de lo que tenemos en la papelera, sino que Windows 10 marca los sectores que ocupan como reescribibles, por si en el futuro añadimos nuevos archivos al ordenador. De esta manera, esa información se mantiene intacta en la unidad física aunque no la veamos y creamos que ya no está disponible.

Esta nueva herramienta que prepara Windows 10 lo que hará es buscar todo ese contenido que está eliminado pero que no ha sido sobrescrito todavía, de tal forma que se pueda recuperar y darle un sitio en el ordenador donde tenerlo disponible. Obviamente, y como podéis deducir, cuanto menos tiempo pase desde el borrado hasta el intento de recuperación, mayores probabilidades de éxito habrá para no perder ni uno solo de esos archivos borrados por error.

Lo bueno de esta herramienta es que no solo es aplicable a las unidades que tengamos en el ordenador, sino también a todas aquellas que estén dañadas pero que tienen algunos sectores que todavía pueden leerse. De esta manera, conseguimos un remedio rápido dentro de Windows 10 sin tener, como ya os hemos comentado, que llevar el ordenador a un experto o a un servicio técnico que, al final, solo aplicará este tipo de herramientas.