A día de hoy, nuestro teléfono móvil está repleto de aplicaciones que consumen nuestras tarifas de datos antes de que nos los renueven. Consumir la totalidad de los megas antes de tiempo supone un incordio, ya que o bien te quedas sin servicio a internet, o bien este se ve reducido y no carga nada bien. Cuesta incluso mandar un mensaje.

Por esta razón, conocer cómo consumimos los datos de nuestra tarifa es esencial para controlar el gasto y poder disfrutar de una conexión a internet en todo momento. Para lograrlo, basta con poner en práctica algunos sencillos consejos como desinstalar las aplicaciones de tu teléfono que no uses. Si estas aplicaciones son las que vienen instaladas por defecto, puedes inhabilitarlas para que no consuman datos de tu tarifa.

Hoy en día, los teléfonos móviles son capaces de medir la cantidad de datos que el usuario consume. Gracias a este medidor, es posible establecer un aviso cuando se ha gastado cierta cantidad y configurar un límite, que detendrá el uso de datos una vez se haya llegado a dicha cantidad de datos consumidos. Eso sí, si activas alguna de estas dos funciones, ten en cuenta que el móvil no mide el uso de datos de la misma forma que lo hace la compañía telefónica y que las cifras pueden variar ligeramente.

Otro consejo que puedes aplicar es el de deshabilitar la subida o la descarga de archivos de diferentes aplicaciones, y solo hacerlo cuando tengamos conexión wifi. Este consejo puede servirte para aplicaciones como las plataformas de vídeos, series y música. Algunas aplicaciones realizan descargas o actualizaciones sin que el usuario sea consciente de ello, así que revisa tu lista de aplicaciones, ya que algunas pueden estar gastando datos en segundo plano.

Y si eres un gran fan de Whatsapp pero no sabes cómo reducir su uso de datos, presta atención a este vídeo, porque en él te contamos cómo hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No funciona Internet en el móvil: ¿qué hago?

Trucos infalibles para mejorar la cobertura del móvil